Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La soja marcó nuevo máximo en ocho meses por la continuidad de las lluvias

Aunque se trata del cultivo más afectado, la lechería y la ganadería en el litoral también están en alerta por las persistentes lluvias. En Chicago, los precios rozaron u$s 355

La soja marcó nuevo máximo en ocho meses por la continuidad de las lluvias

Los precios de la soja volvieron a marcar máximos de los últimos ocho meses en Chicago, al tocar a u$s 354,3 la tonelada para el contrato más activo, ante las nuevas lluvias del fin de semana, aunque más moderadas de lo que se estimaba, que siguen impidiendo que se retome la cosecha gruesa en la Argentina y empeoran las chances para los lotes que padecen más de 15 días de excesos hídricos.

Los futuros de la oleaginosa, que en lo que va de abril recuperaron 4% de su valor, se movieron durante la mayor parte de la rueda en terreno positivo, y hacia el final de la jornada retrocedieron levemente para cerrar a u$s 350,6 la tonelada, en una toma de ganancias que analistas y operadores atribuyeron a la nueva devaluación del real brasileño, en medio de la crisis política del gigante sudamericano, que hace más competitiva la soja de Brasil por sobre la de Estados Unidos.

En el principal socio del Mercosur, el avance de la cosecha llegó al 86%, es decir más de 80 millones de toneladas recolectadas.

Los embarques desde los puertos brasileños suman en lo que va de abril 5,2 millones de toneladas de soja, contra las 4,3 millones de toneladas que se habían exportado para el mismo lapso del año pasado.

Para la Argentina, en tanto, persisten nuevas tormentas pronosticadas para el norte de Entre Ríos y norte de Santa Fe, y hay expectativa de que en el resto de las zonas afectadas, la situación comience a aliviarse, comentó el analista José Frogone.

Si bien de momento no hay estimaciones fehacientes sobre las pérdidas, en el mercado se habla de desperdicio de hasta 5% de total de producción, que en valores supera los u$s 1000 millones.

La cosecha trabada, con un avance de 14% del área sembrada –menos de la mitad de lo habitual para la primera quincena de abril– demora el ingreso de camiones a los puertos, q se ubican muy por debajo de los habituales para esta época (entre 6000 y hasta 10.000 diarios), a la vez que retrasan los cronogramas de embarques, y generan sobrecostos a la exportación.

En ese marco, en un intento por garantizarse mercadería en los próximos días, los valores de la soja disponible –si bien ayer operaron estables– en el mercado local ganó 13% en lo que va de abril.

Al respecto, el precio pizarra para la zona de Rosario quedó ayer en $ 3460 la tonelada, el mayor valor del último mes, explicitó el portal especializado Agrofy. En el recinto de Rosario se negociaron 25.000 toneladas de oleaginosa con descarga hasta el sábado.

A la espera del alivio

Una de las zonas más afectadas por el temporal es la provincia de Santa Fe, donde 18 de los 19 departamentos distritales tienen diferentes grados de excesos hídricos.

Además del freno a la cosecha gruesa, las inundaciones están afectando los establecimientos lecheros y ganaderos, tanto vacunos como porcinos de esa región, y otras como el sur de Córdoba, la provincia de Entre Ríos y el norte y oeste de Buenos Aires.

En ese sentido, Federación Agraria (FAA) decidió reclamar ante las autoridades una reprogramación de los vencimientos de deuda para todos los productores afectados, como también que el Gobierno lance una mesa de negociación conjunta con las cadenas de pago para encontrar soluciones en medio de la emergencia.

La intención de los federados es que, en una mesa coordinada por el Estado nacional, se sienten todos los actores involucrados: productores, acopiadores, exportadores y proveedores de insumos. "Estamos a horas de tener la cadena de pagos cortada", alertaron en la entidad para reforzar el pedido tendiente a "normalizar la cadena de pagos" y auxiliar a los productores que perdieron todo".