Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja cerró en Chicago a u$s 404, su mayor nivel desde julio de 2014

A contramano de todos los pronósticos, la oleaginosa sigue en alza, esta vez de 2%, al mayor valor en 22 meses. Rosario no se contagió y se operaron 30.000 toneladas

En el mercado aun persiste el interrogante sobre las toneladas de soja perdidas por el temporal de abril

En el mercado aun persiste el interrogante sobre las toneladas de soja perdidas por el temporal de abril

Los futuros de la soja en Chicago ganaron ayer 2%, u 8 dólares por tonelada, y el contrato más activo –julio 16– marcó su máximo valor en 22 meses, al cerrar en u$s 404,3 la tonelada, tras haber tocado u$s 405 la tonelada. Hay que remontarse al 28 de julio de 2014 para encontrar un cierre para la oleaginosa en ese nivel.

El cierre de ayer en Chicago se ubica 23% por encima de la cotización que la soja sobre el mismo mercado tenía hace apenas 2 meses, antes de que el temporal de 20 días de abril afectara la cosecha argentina.

Con el impulso alcista que la oleaginosa tuvo en los últimos 60 días, el recorte en la producción local –estimado entre 4 y 5 millones de toneladas desde lo que se preveía recolectar), el factor precio más que compensó las pérdidas en volumen.

Así, desde principios de abril, la campaña sojera argentina se revaluó en u$s 3000 millones. Eso porque al inicio de la cosecha, se esperaban 60 millones de toneladas de producción local y la soja cotizaba en torno a u$s 328 la tonelada.

En tanto, las estimaciones públicas y privadas conocidas hasta ahora tras el temporal, prevén una producción final de 56 millones de toneladas. De ese total, la exportación y la industria declararon, al 24 de mayo pasado, compras por 24,3 millones de toneladas de la oleaginosa. Existen varios analistas que afirman la producción final será aun menor a la prevista de momento.

El nuevo avance en el precio internacional de la oleaginosa se dio en un contexto de baja del dólar contra otras monedas fuertes, y fue tanto en las posiciones de la campaña actual, como la del ciclo 2016/17, que se está sembrando en el hemisferio norte. La posición septiembre saltó 5 dólares en Chicago, hasta u$s 396,2 la tonelada, ante preocupación por la posibilidad de que el clima afecte de manera negativa a los cultivos sembrados en la región medio oeste de Estados Unidos.

En los contratos más cercanos sigue pesando el recorte de la campaña local, y se sumó ayer una baja en mayo en las exportaciones de soja desde Brasil, con lo que el mercado vislumbra que la demanda se volcó por el poroto norteamericano y que esa tendencia puede acelerarse en los próximos meses, cuando decline la oferta sojera de América del sur.

Si bien las mejoras externas incrementó la capacidad de pago de los compradores locales de oleaginosa, la plaza en Rosario estuvo lejos de la euforia y la jornada transcurrió con cautela, aunque con firmeza en los precios en torno a $ 4000 a $ 4100 la tonelada disponible de soja.

Según informó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), se estimaron negocios por unas 30.000 toneladas. Mientras, los futuros de soja fábrica para julio del Rofex ajustaron a u$s 294,2 la tonelada, con una retracción de u$s 3,2 toneladas contra el martes.