Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja arrancó el año en baja en Chicago

La soja arrancó el año en baja en Chicago

La soja comenzó este 2017 en retroceso en Chicago y tocó un mínimo para los últimos 30 días de operación, en medio de perspectivas de una supercosecha en Brasil y con los fondos especulativos recortando posiciones en contratos abiertos en el principal mercado de materias primas.

La posición más cercana –enero’ 17– terminó en u$s 362,5 la tonelada, el menor valor desde principios de diciembre último. Desde esos días, cuando había marcado un máximo de tres meses, la soja perdió 7% de su valor.

La baja de ayer es la cuarta consecutiva que la oleaginosa sufre en el principal mercado de materias primas del mundo. A la supercosecha en Estados Unidos se suman las perspectivas de una campaña récord en Brasil, donde la recolección ya comenzó en el principal estado productor, Mato Grosso, con buenas perspectivas.

El gobierno de Michel Temer estimó que la producción sojera 2016/17 será récord y superará las 102 millones de toneladas. Y los pronósticos climáticos de momento no encendieron el alerta sobre posibles retrasos en la recolección brasileña o daños en los cultivos.

Si bien la perspectiva de una supercosecha en Brasil, que permitiría la oferta global de soja será más que holgadas, pesó en las primeras operaciones del año, los inversores, fondos y analistas están atentos también a lo que pueden deparar los próximos días en Argentina, donde la siembra de sojas de segunda esta demorada en algunas áreas por sequía y en otras por los anegamientos e inundaciones –como en la zona núcleo– de las últimas semanas.

A esos fundamentals del mercado granario, se sumó ayer la fuerte alza del dólar contra las otras monedas fuertes, lo que impacta de manera negativa en los precios de las materias primas, y la baja de 2,2% con la que terminó el petróleo WTI, tras marcar un nuevo máximo en casi un año.

Además, empezó a jugar fuerte el factor político en la volatilidad de las cotizaciones. Es que, a dos semanas de su asunción, Donald Trump aun no definió a su candidato para secretario de Agricultura, y en el mercado granario "siguen las dudas acerca de cuál será su visión respecto de los biocombustibles", comentó José Frogone, analista de la corredora de granos Cortina Beruatto.

El portal especializado Fullcampo agrega que los productores estadounidenses ven "con temor" la designación de Roberto Lighthizer como responsable de las negociaciones internacionales de EE.UU. en la era Trump, lo que puede complicar la relación con China, principal comprador global de soja sin procesar y, por lo tanto, destino de gran parte de la producción oleaginosa norteamericana.