Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La recaudación tributaria subió 30,7% con fuertes incrementos en comercio exterior

Los ingresos de marzo fueron $ 137.762,4 millones y las fuertes subas en el volumen de porotos, aceite y pellets de soja exportados aportaron fuerte, junto con la importación

La recaudación tributaria de marzo sumó $ 137.762,4 millones, con un crecimiento de 30,7% interanual, impulsado especialmente por el comercio exterior, donde crecieron fuertemente tanto los impuestos derivados de las importaciones como de las exportaciones. Mientras tanto, los tributos internos tuvieron performances más pobres.
Los dos efectos combinados explican que los ingresos hayan quedado 2 puntos por debajo de la inflación proyectada por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, que es del 32,9% para febrero.
Las retenciones a las exportaciones recolectaron $ 6.604,5 millones, con un incremento interanual de 41,7%, que según explicó el titular de la AFIP, Alberto Abad, se debió a una fuerte suba en los volúmenes que se conjugó con la quita de derechos a las ventas al exterior de los cereales y las economías regionales y una disminución de cinco puntos porcentuales de los que paga el complejo sojero.
Abad puntualizó que las ventas en volúmenes de los porotos de soja subieron 400% interanual, las de aceite de soja, 87% y las de pellets, 40%.
A su vez, los ingresos por derechos de importación aumentaron 72,8% frente a marzo de 2015 y sumaron $ 4.826,7. Abad lo atribuyó a aumento de volúmenes junto al efecto de la apreciación del tipo de cambio.
El titular de la AFIP explicó la menor recaudación relativa en el Impuesto a las Ganancias, que alcanzó $ 24.454 millones, con un crecimiento de sólo 16,8%, en que "empezamos a sentir distintos tipos de efectos", como "la suba del mínimo no imponible" del tributo que pagan los trabajadores y "la eliminación de la percepción" sobre los gastos en dólares con tarjeta y la compra de dólar ahorro, que "era un falso impuesto y el año pasado sumó $ 3.000 millones en marzo".
El IVA recaudó $ 45.858,8 m
illones, con una suba interanual de 35,3% apuntalado por el IVA aduanero que subió 65,1%, mientras que el IVA-DGI, llamado a veces "IVA consumo", sólo se elevó 23,6% respecto de marzo del año pasado.
Al ser consultado sobre si esa escasez del IVA puede reflejar una contracción del consumo, Abad dijo: "No me atrevería a dar números macro", para lo que no habría "datos sustantivos", por lo que se debería "esperar unos meses".
En cambio, el funcionario aseveró que "lo que influye (en las magras cifras de IVA) es que estamos devolviendo todos los meses $ 2500 millones por una deuda que recibimos de más de $ 25.000 millones en devoluciones de ventas de exportadores y otros reintegros".
Abad precisó que esa deuda, de todos modos, no es toda líquida, ya que "a una parte le faltan la documentación respaldatoria y otra parte corresponde a triangulaciones, caso en que deben dar ciertas explicaciones antes de poder cobrar las devoluciones".
Un impuesto que tuvo un comportamiento importante fue el que grava los débitos y créditos bancarios, que subió 43,9% frente al mismo mes del año anterior, recaudando $ 9.891,7 millones. Si bien todavía no volvió a la cifra récord de diciembre pasado, este tributo sigue siendo el tercero que acerca más fondos a las arcas fiscales.
El sistema de seguridad social aumentó su recaudación un 30,3% interanual, sumando $ 36.998,2 millones. En aportes personales la suba fue de 26,3% y en contribuciones patronales, de 23,2%.
Los impuestos a las naftas aportaron $ 3.773,7 millones, apenas 3% por encima de marzo del año pasado, algo que Abad explicó sobre la base del "balance negativo de YPF".
Por el Impuesto sobre los Bienes Personales se recaudaron
$ 355 millones, lo que significan ingresos 21,2% por debajo que un año atrás.