La recaudación de IVA y Ganancias cayó 27% real en lo que va de junio

En lo que va del mes los principales impuestos embolsaron apenas un 7% más, en términos nominales, que en el mismo período de 2019. Si bien el tributo sobre el consumo muestra una desaceleración en la caída, Ganancias bajó 34% contra la inflación.

La parálisis económica por las medidas de confinamiento por el coronavirus volvió a impactar con fuerza en los ingresos tributarios de junio, a tal punto que la recaudación de los principales impuestos aumentó apenas 7% en términos nominales, lo que frente a una inflación interanual de casi 45% configura un deterioro real de 25%, según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

El instituto monitoreó la evolución de los impuestos con mayor representatividad en la recaudación, tales como el IVA, Ganancias, Bienes Personales y el impuesto a los Combustibles, durante la primera quincena de junio y los comparó con el mismo período de 2019.

De esta manera, lo percibido a través del IVA subió un 18% nominal en la comparación interanual, lo que representa una caída real de 17%, mientras lo embolsado por Ganancias perdió un 7% nominal, lo que representa un derrumbe de 34% contra la inflación. Con la prórroga del vencimiento anual para personas humanas, el deterioro será mayor al finalizar el mes.

Entre ambos impuestos, que concentran entre el 75% y el 80% de la recaudación nacional, el incremento nominal es de apenas 4%, que en términos reales significa un desplome de 27%.

"En el caso de IVA la fuerte desaceleración de abril ya había comenzado a ralentizar su ritmo en mayo, y en la primera quincena de junio volvió a recortar la baja real, que fue 10 puntos inferior a la de abril", indicó el informe.

Por el lado de Ganancias, Iaraf destaca que "se repitió la baja nominal que ya se había dado en el inicio de mayo". "La caída real en este tributo sigue mostrando una elevada magnitud, aunque resultó menos pronunciada que la del mes pasado", sostuvo.

 

 

Por su parte, lo recaudado a través de Bienes Personales subió un 101% en términos nominales, un incremento interanual marcado por subas en las alícuotas y cuestiones legales del tributo que cada mes es menor. En términos reales, la suba es de 41%.

El impuesto a los combustibles percibió en la primera quincena de junio un 17% más que el mismo período del año pasado, por lo que la baja real es de 18%.

Entre todos los gravámenes analizados, el incremento nominal es de 7% y el deterioro contra la inflación es de 25%.

 

Tags relacionados