Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La reactivación sumará estímulo fiscal: el gasto crecerá a un ritmo de casi 40% en lo que resta del año

Hasta agosto, el gasto primario se expandió a un ritmo de 28,9%. Sin embargo, en los últimos cuatro meses del año podrá crecer hasta casi un 40% para terminar 2016 con suba de 32%

La reactivación económica sobre la última parte del año se dará no sólo porque algunos sectores empiezan a reaccionar de manera positiva a ciertos estímulos si no también por el empujón que se dará desde lo fiscal. Hasta agosto (últimos datos disponibles), el gasto primario creció a un 28,9% en el acumulado al octavo mes y, entre septiembre y diciembre, lo hará en torno a un 39%.
Según el proyecto de Presupuesto que se discute hoy en el Congreso, para cerrar este año con un déficit primario de alrededor de $ 370.000 millones (que equivaldría a un 4,8% del PBI), el gasto primario podrá pegar un salto de 10 puntos porcentuales cuando se compara el período enero-agosto con el de septiembre-diciembre: es decir, de venir a un ritmo de expansión de 28,9% podrá saltar hasta un 38,6%.
Pero, por otro lado, también la recaudación deberá acelerarse y subir su ritmo de crecimiento, en casi unos 5 puntos porcentuales (de 26% hasta el 29,6%), variable menos manejable oficialmente.
Para el Estudio Broda, en lo que resta del año los ingresos fiscales sin rentas del Fondo de Garantía de Sustentabilidad y del Banco Central crecerán a un 23% entre septiembre y diciembre para cerrar 2016 con una expansión de 25% en comparación con 2015. En consonancia, el gasto primario tampoco se expandirá todo lo presupuestado: en el último cuatrimestre del año aumentará un 35,4% para terminar con un incremento anual de 31,3%.
La semana pasada el Gobierno anunció que otorgará un bono de fin de año para jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y, las empresas, evalúan otorgarlo también a trabajadores del sector privado. El impacto fiscal de esta medida, se estima, es de $ 7500 millones, que se volcará prácticamente de lleno al consumo, al ser sectores más postergados los que recibirán el bono de $ 1000.
Para que la política fiscal sea expansiva, es importante que se inyecten fondos más rápido de lo que se extraen recursos, sostuvo el economista Gabriel Caamaño Gómez, de Consultora Ledesma. En ese sentido, resaltó que el proyecto de Presupuesto 2017 deja en evidencia que no sólo este año el gasto va a crecer a un ritmo mayor, en lo que queda del año, si no también durante el próximo, en plena campaña electoral.
"Agosto confirmó que se aceleró la expansión del gasto público", indicó Caamaño Gómez. De hecho, en el octavo mes las erogaciones crecieron a un 38,3%, porcentaje que evidencia una aceleración.
Según los números que maneja, en el último cuatrimestre la expansión del gasto llegará a un ritmo de 38,6%. "El proceso de ajuste fiscal gradual que había caracterizado el primer tramo de 2016 se suspende", detalló. De hecho, en cada uno de los rubros que componen el gasto, sólo tres no mostrarán un mayor ritmo de expansión en el útlimo cuatrimestre: estos son, prestaciones de la seguridad social, remuneraciones y "resto",dentro del cual se engloban el déficit operativo de las empresas públicas y otros gastos corrientes.
Durante los primeros siete meses del año, la diferencia entre la tasa de crecimiento del gasto primario y de los ingresos primarios había sido mínima: los primeros habían promediado un alza de casi 26% nominal interanual y los segundos habían hecho lo propio en torno a un 27,5% nominal interanual. Sin embargo, la brecha entre los recursos y las erogaciones en el último cuatrimestre será de más de casi 10 puntos porcentuales.
El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, aseguró la semana pasada que “toda la economía dejó de caer en el tercer trimestre”. Y, si bien existen dudas desde el sector privado de que sea así (aunque ya hay algunos “brotes verdes”, falta que se prolonguen en el tiempo), de no ocurrir el repunte se dará durante el cuarto trimestre, ayudado claramente desde el frente fiscal.
El próximo viernes el Ministerio de Hacienda dará a conocer el resultado fiscal de septiembre, que seguramente mostrará que el gasto tracciona a la actividad.