Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La próxima etapa es convertir el oxígeno financiero en alivio real para la economía

Imagen de HERNÁN DE GOÑI

por  HERNÁN DE GOÑI

Subdirector Periodístico

 

 

1

Van cuatro meses de gestión. Y con el fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York, que le permitirá a la Argentina dejar atrás el default dentro de una semana, el Gobierno siente que llegó a la primera curva de su recorrido. El camino todavía tiene obstáculos, pero el acceso a los mercados internacionales dejó de ser un oasis. La obtención de fondos frescos para poner en marcha la rueda de la obra pública alienta por igual a funcionarios nacionales, como a gobernadores e intendentes.

En ese sendero, la inflación y la pérdida de empleos en el Estado y la construcción aparecieron como los problemas más irritativos para evaluar la salud del plan. En la cola del supermercado, la exitosa salida del cepo cambiario, la mejora en Ganancias y la AUH o la reinserción de la Argentina en el mundo son letra muerta si la leche se acerca a $ 20 o la suba de la carne aleja la chance del asado semanal.

El Gobierno sabe que en junio los factores estacionales que hoy le juegan en contra ya no estarán. Sin contar la suba de tarifas, Elypsis computó que los precios se movieron a un ritmo semanal promedio de 0,35% en las últimas cuatro semanas. Es que los ajustes de los servicios públicos le restaron aire al consumo, que mostró en marzo una caída de 8% en supermercados.

Para facilitar el tránsito de estos meses, en breve se anunciará la eliminación del IVA a la canasta básica alimentaria. Según la Fundación Mediterránea, ayudará a que casi 500.000 personas superen la línea de pobreza. A los hombres de las CGT les blanquearon que la meta de 25% no será un corset, pero les pidieron que las paritarias no se alejen mucho de 30%. El oxígeno está cada vez más cerca. Ahora Macri y su equipo tienen que transformarlo en señales persuasivas que refuercen la confianza en el rumbo elegido.