Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Cómo sigue la pelea por la sucesión de Galuccio en la conducción de YPF

La interna se había abierto mucho antes del pedido de renuncia, y se juega tanto puertas adentro de la empresa como en Cambiemos. El doble cargo que tenía “el mago” se desdoblará. Como presidente iría un ex Telefónica. Y son varios los nombres que suenan como CEO. Por DOLORES AYERRA

Cómo sigue la pelea por la sucesión de Galuccio en la conducción de YPF

La interna por la conducción de YPF ya se había abierto mucho antes de que el Gobierno le pidiera la renuncia ayer a Miguel Galuccio. La puja se juega  dentro de Cambiemos y de la propia petrolera. Nombres suenan por todos lados.

Pero lo único claro por el momento es que la estructura jerárquica de la empresa se modificará y que a fines de abril, cuando el directorio en la Asamblea de Accionistas ratifique la salida del hasta ahora presidente y CEO de la empresa, desdoblará también el cargo.

Para la presidencia, hace un tiempo que desde el Gobierno dejaron trascender el nombre de Miguel Gutiérrez, ex CEO de Telefónica y hombre allegado al presidente Mauricio Macri. Gutiérrez ya es parte de la cúpula directiva de YPF.  En diciembre desembarcó  junto a otros cuatro directores puestos por el macrismo, y desde su llegada a las Torres de Puerto Madero participó activamente en muchas de las decisiones punzantes que la empresa debió implementar en el año, como la aplicación de un plan preventivo de crisis. Además sigue de cerca todos los números de la petrolera: el ejecutivo también es uno de los tres integrantes que forman parte del nuevo Comité de Auditoría, junto con el ex secretario de Energía Daniel Montamat y Carlos Felices, ex presidente de Telecom y ex CFO de YPF.

La pulseada entonces sería por el control de management de la compañía. Desde abril, la figura de CEO además no tendrá la obligatoriedad de formar parte del directorio. Mientras que el deseo de Galuccio apunta a que la continuidad la de un ypefiano (el CFO Daniel González o Carlos Alfonsí, a cargo de Refinación y Producción, bien podrían ocupar este cargo), en el sector suena fuerte el nombre de Javier Rielo, un contador con vasta experiencia en el sector hidrocarburífero y que desde 1998 pasó por varios cargos ejecutivos de la filial local de la petrolera francesa Total Austral, hasta que en 2007 se convirtió en su director general.

La coincidencia entre las voces oficiales y las de la empresa es que el puesto de gerente general debe ser ocupado por una figura de perfil técnico. Es por eso que el Gobierno también abrió un scouting en el exterior como hizo el kirchnerismo en 2012 con Galuccio, cuando el entrerriano se desempeñaba en Schlumberger en Londres. También se hizo recientemente para el puesto que ocupó hasta fines de 2015 Doris Capurro, ex vicepresidenta de la empresa y a cargo del área de Comunicaciones, que aún no ha sido reemplazada, aunque las expectativas están puestas en Nicolás Gadano, un economista impulsado por los radicales para que ocupe su lugar.


Hay coincidencia en que el gerente general sea una figura de perfil técnico


Mientras ayer por la noche en YPF no confirmaban la renuncia de Galuccio, hace unas horas la compañía emitió un comunicado en el que reconoce  la permanencia del ingeniero hasta abril, quien se comprometió a brindar  “su apoyo al directorio para asegurar una transición ordenada y colaborar en la búsqueda de su reemplazo”.

Para que los cambios lleguen todavía falta más de un mes. Mientras tanto, la petrolera debe seguir afrontando decisiones complicadas en medio de una incertidumbre interna por la conducción y de la crisis que engloba a toda la industria.