Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La oposición ya busca un régimen de promoción para la industria informática

Diputados opositores intentan consensuar un proyecto que establece un régimen de promoción para la industria de las telecomunicaciones y la informática

El diputado Rodríguez con Jorge Cavanna, de Industrias Electrónicas

El diputado Rodríguez con Jorge Cavanna, de Industrias Electrónicas

Diputados de la oposición preparan un proyecto para proteger los empleos de la industria electrónica. La iniciativa será presentada en los próximos días, luego del anuncio oficial sobre la rebaja a los aranceles a la importación de computadoras y tabletas que, según la industria, haría peligrar 12.000 empleos. El autor del proyecto, el fueguino Matías Rodríguez (PJ-Frente para la Victoria), busca por estas horas terminar de consensuar la iniciativa con otros sectores de la oposición.

La propuesta consiste en un régimen de promoción para la industria de las telecomunicaciones y la informática que equipare en parte lo que provoca el incremento en los precios nacionales del sector. Con una mecánica similar a la que quedó establecida en la Ley de Autopartes, las empresas recibirían un bono de crédito fiscal transferible, que crecerá en función de la integración nacional del producto. El crédito fiscal máximo sería del 30% y estaría habilitado para elementos que puedan acreditar un 50% de componentes nacionales.

El costo fiscal de una medida de ese tipo igualaría al costo fiscal de eliminar los aranceles a la importación, evalúan en el despacho de Rodríguez. La iniciativa propone que el régimen de promoción tenga alcance nacional y que las empresas que reciban el incentivo deban comprometerse a utilizar un 30% de ese beneficio en capacitación de sus recursos humanos e inversión productiva.

Para definir qué ítems estarán alcanzados por la norma, el proyecto de Rodríguez propone la conformación de un comité evaluador que defina qué es un producto tecnológico, integrado por el Conicet, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti), Arsat y la comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae). En principio, el beneficio llegaría a los fabricantes de computadoras, tabletas, teléfonos celulares y televisores en todo el país.

"Vamos a evaluar todas las alternativas posibles para que el Presidente revea el rumbo. Que anuncien una baja de aranceles como generadora de empleo es una burla a los fueguinos", lamentó Rodríguez.

El texto, que a nivel de asesores fue debatido por todos los bloques representados en la comisión de Industria de la Cámara baja, aún está en proceso de ser consensuado con otras bancadas de la oposición y con las empresas del sector. Rodríguez está en conversaciones no sólo con las Cámaras de fabricantes de electrónicos sino también con el presidente de la comisión de Industria, José Ignacio De Mendiguren (Frente Renovador), para intentar avanzar con su propuesta.

Consultado por este diario, De Mendiguren destacó su intención de avanzar en iniciativas que protejan a la industria electrónica y apuntó que él también tiene un proyecto al respecto. El texto del diputado massista propone un plan de reconversión para el sector.

Sobre esas alternativas girarán las discusiones en la oposición en los próximos días, luego de que el Ministerio de Producción anunciara este lunes que eliminará del arancel del 35% para la importación de computadoras, tabletas y notebooks desde marzo. Una decisión resistida por los fabricantes y la oposición.