Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La oposición sigue adelante con la ley antidespidos pese al apoyo de los empresarios

Gioja, Bossio y Moyano hijo advirtieron que el Congreso avanzará con la sanción de la ley porque no es suficiente el acuerdo del Gobierno. Continúa el debate en Diputados

La oposición sigue adelante con la ley antidespidos pese al apoyo de los empresarios

"Acá no pasó nada, nuestra postura es la misma". Las palabras, en boca de un integrante de la mesa chica del massismo, se extienden a todos los bloques opositores en la Cámara de Diputados que ayer, tras el entendimiento que anunciaron el Gobierno y los empresarios, advirtieron que seguirán avanzando con el debate de la llamada ley antidespidos, que ya tiene la aprobación del Senado. Tanto José Luis Gioja, del PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV); como Facundo Moyano, del Frente Renovador; o Diego Bossio, del bloque Justicialista, consideraron que el compromiso empresario no es suficiente. "Es un artilugio", definió el titular del gremio de peajes.
Tras la reunión que mantuvieron la semana pasada, los opositores volverán a verse las caras en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Legislación del Trabajo hoy, para continuar con el debate del texto, según el cronograma que armó el oficialismo. Eso implica que los diputados escucharán desde las 11 a expertos en el mercado laboral que no están de acuerdo con la sanción de la iniciativa que propone prohibir despidos sin causa y suspensiones por 180 días o, caso contrario, reinstalar la doble indemnización.
El interbloque oficialista, de 87 diputados, rechaza el proyecto; mientras que el PJ-FPV, con 81, busca sancionarlo tal como está para convertirlo en ley cuanto antes. A esa postura se suman el Frente de Izquierda y otros bloques minoritarios. A mitad de camino entre ambas posiciones y con poder de definición en favor de una u otra se ubican los 38 diputados del Frente Renovador y los 17 del bloque Justicialista que analizan la posibilidad de modificar el texto para incluir beneficios fiscales para las Pymes, lo que devolvería el proyecto al Senado.
En los últimos días, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, intentó conseguir que las centrales obreras apoyen su idea y abandonen la exigencia de aprobar el proyecto tal como está y cuanto antes. De lograr este cambio de postura en los gremios, Massa no encontraría grandes obstáculos para que el texto sea modificado.
Sin embargo, y más allá de estas diferencias al interior de la oposición, algo que aunó ayer las voces en la Cámara baja fue la sensación de que el entendimiento que los empresarios firmaron con el Gobierno no servirá de mucho. "Macri pretende cambiar la fuerza de una ley por la firma de un papel", advirtió Gioja, que también reclamó que el Estado sea parte del compromiso de no despedir empleados. "Pero eso no lo va a hacer porque pretenden seguir echando gente a discreción. Por eso es necesaria una ley", subrayó.
Por su parte, Facundo Moyano consideró que el anunció en la Casa Rosada fue "un artilugio para seguir dilatando el debate de la ley de emergencia laboral" y observó que "el anuncio del Presidente peca, en el mejor de los casos, de voluntarista".
Mientras que Diego Bossio le advirtió al Gobierno que "los trabajadores necesitan soluciones concretas, no compromisos" y remarcó que "el compromiso es una alternativa que requiere de medidas que sean garantes de esta intención", algo que no está contemplado en el documento que difundió el Poder Ejecutivo. "Estamos convencidos de la necesidad de ser concretos y la garantía para este compromiso es una ley que defina con claridad la protección del trabajo", enfatizó Bossio.