Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La oposición se unió contra el tarifazo y el oficialismo cedió: Aranguren va al Congreso

Ante la presión del FR y el PJ-FPV, el ministro se presentará el martes en Diputados. Opositores denunciaron "aprietes" de la Casa Rosada para impedir el quórum en la sesión

Aranguren se presentará el próximo martes a las 14 en un plenario de comisiones de la Cámara baja

Aranguren se presentará el próximo martes a las 14 en un plenario de comisiones de la Cámara baja

En una jugada política de peso y que promete continuidad, todo el arco opositor se unió ayer en la Cámara de Diputados y logró quórum para rechazar el tarifazo. Si bien el oficialismo se aferró al reglamento para impedir la votación y truncar la sesión, tras cinco horas y media de discursos la oposición consiguió una concesión del Gobierno: el ministro Juan José Aranguren se presentará ante los diputados el martes a las 14.

A más de siete meses de la suba de tarifas, Aranguren fue el gran blanco de las críticas. El líder del Frente Renovador (FR), Sergio Massa, llegó a amenazar con llevarlo al Congreso "por la fuerza pública". Graciela Camaño (FR) lo acusó de "hacer negocios con su empresa Shell". Y hasta la oficialista Elisa Carrió avisó: "Tiene que venir a dar explicaciones".

Será el martes, cuando el ministro responderá las preguntas de los diputados opositores en el marco de un plenario de las comisiones de Defensa del Consumidor (que preside Liliana Schwindt, del Frente Renovador), Energía (Julio De Vido, PJ-Frente para la Victoria), Asuntos Constitucionales (Pablo Tonelli, PRO), Presupuesto (Luciano Laspina, PRO) y Obras Públicas (Sergio Ziliotto, Bloque Justicialista).

En la sesión trabajaron en conjunto el PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), el FR, el Bloque Justicialista (BJ), el interbloque Progresistas y el Frente de Izquierda (FIT), entre otros. Fueron 130 los diputados que conformaron el quórum para abrir el debate. Recién ahí, el oficialismo –que espiaba todo desde el hemiciclo– ingresó al recinto.

Al arco opositor sólo les faltaron los diputados de Neuquén, Santiago del Estero, Misiones y Tucumán. Tanto el PJ-FpV como el massismo denunciaron que esas ausencias estratégicas se debieron a presiones de la Casa Rosada sobre los gobernadores. "Son diputados de la oposición que hoy no están aquí. Hay presiones del Gobierno", aseguró el mendocino Guillermo Carmona (PJ-FpV). "Juegan con la diferencia de cuatro o cinco diputados habiendo apretado a gobernadores", se quejó un renovador encumbrado.

Para tratar cualquiera de los proyectos en agenda, la oposición necesitaba que dos tercios de los presentes habiliten el temario, pues ninguno tenía dictamen de comisión. Ahí pesaron las ausencias: según cálculos del PJ-FpV, faltaban 12 diputados. El FR quería citar a Aranguren y votar una resolución condenando el tarifazo, mientras que el PJ-FpV buscaba derogar el aumento de tarifas por ley.

Consciente del escenario, Graciela Camaño (FR) fue la primera de hablar para pedir: "Bajo ningún punto de vista usemos el reglamento para obstruir la posibilidad de debatir y trabajar". Toda la oposición respaldó su postura, desde el PJ-FpV hasta el FIT, pasando por el BJ. El oficialismo, representado en el tándem Emilio Monzó–Mario Negri–Elisa Carrió, se abroqueló en el artículo 147 del reglamento para rechazar el pedido. "Ningún asunto podrá ser tratado sin despacho de comisión, a no mediar resolución adoptada por las dos terceras partes de los votos emitidos", dice ese punto.

Cuando el presidente de la Cámara, Monzó, decidió abrir una votación para establecer si estaban los dos tercios necesarios (en vez de poner a votación la interpretación propuesta por Camaño) la oposición explotó. En medio de gritos y reproches, la oposición acordó retirarse.

Caída la sesión, el massismo prometió que volverá a intentar aprobar una declaración contra el tarifazo en dos semanas, previo paso –esta vez sí– por la discusión en comisión. El PJ-FpV quiere, en cambio, derogar el aumento. Un objetivo muy ambicioso. Aunque prometió que trabajará para articular consensos.