Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La oposición sale a golpear al PRO tras la remoción de Potocar

Quiere interpelar al ministro de Seguridad por la conducción policial, el accionar en protestas y la compra de armas. El PRO desliza críticas contra el fiscal Campagnoli

La oposición sale a golpear al PRO tras la remoción de Potocar

La suspensión y pedido de detención que pesa sobre el jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, por la causa que investiga su presunto nexo con una red de corrupción, no se quedó en Tribunales. La oposición salió enseguida a capitalizar la crisis que atraviesa el Gobierno porteño y consiguió destrabar, en la Legislatura, la apertura de la comisión de seguimiento de la fuerza policial, prevista en la ley sancionada en noviembre, pero inoperante desde entonces.

Mañana, los jefes de bloque de las fuerzas políticas representadas en la Legislatura se reunirán para acordar los miembros integrantes de la comisión encargada de observar el accionar de la fuerza en su primer año de vida. Impulsados por la denuncia contra el jefe policial, que ayer defendió su inocencia ante los medios, la oposición volverá a insistir una serie de planteos para hacer comparecer en el recinto –o en la comisión– al ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, a quien se le exige visitar el Parlamento desde el 8 de marzo, cuando se registraron incidentes por el accionar policial durante la marcha por el Día de la Mujer, y por la represión a los docentes ocurrida frente al Congreso.

La oposición ataca el secretismo con el que se maneja la conducción de la fuerza y, en especial, la falta de reglamentación de la ley, que se ejecuta de modo parcial. También exige un protocolo público para la actuación ante protestas, que se esclarezca la articulación de la nueva Policía con las fuerzas federales y la estructura completa de la jerarquía policial, desconocida más allá de los superintendentes y comisarios.

Entretanto, el jefe del bloque FPV, Carlos Tomada, sostuvo que el PRO "debe asumir su responsabilidad por sostener una conducción opaca de la nueva Policía, sin haber convocado a la audiencia previa prevista por la ley" para el nombramiento de Potocar. Por su parte, el legislador Gabriel Fuks redobló la apuesta de la comisión y reclamó que se cree incluso una comisión para que el Ejecutivo informe con antelación sobre la compra de armas para el cuerpo policial. "Tememos un proceso armamentista vinculado a la protesta social", observó el edil.

Desde el gobierno porteño estaban encolerizados con el fiscal José María Campagnoli, a quien apuntan por ventilar, supuestamente, detalles del expediente, y por buscar un rédito político con el arresto del jefe policial. En Parque Patricios hay quienes acusan a Campagnoli, afín a Elisa Carrió, de negociar una tregua con el PRO a cambio de una banca en Diputados.

Potocar decidió romper el silencio para defenderse de las acusaciones que lo ponen como uno de los supuestos líderes de una asociación ilícita que exigía dinero a comerciantes de Núñez y Saavedra, a cambio de una seguridad privilegiada. Visiblemente compungido ante las cámaras de América 24, evitó las críticas al fiscal Campagnoli, aunque aseveró que las denuncias en su contra "dan vergüenza".

También interpretó como "impropio de una república" la filtración de detalles de la causa que tramita el juez Ricardo Luis Farías y que pasó a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional.