U$D

MARTES 23/04/2019

La oposición rechazó la propuesta y buscará sesionar el miércoles

La oposición rechazó la propuesta y buscará sesionar el miércoles

Apenas conocida la propuesta de Gobierno para enfrentar los reclamos por la suba de tarifas de los servicios públicos, todo el arco opositor que había intentado retrotraer esos aumentos el miércoles en la Cámara de Diputados salió a rechazarla. “Usureros”, “provocadores” y “tomada de pelo” fueron las acusaciones que surgieron desde el Frente para la Victoria-PJ (FpV-PJ), el bloque Justicialista referenciado en los gobernadores y el massismo. Todos hablaban del Gobierno.

Esas bancadas, que son las más numerosas en la oposición y mantienen diferencias entre sí por su acercamiento o diálogo con el Gobierno, ratificaron la intención de sesionar el miércoles próximo después de haber quedado a un diputado del quórum hace dos días. Antes de eso, el martes, a las 18.30, tratarán algunos de los proyectos sobre tarifas en un plenario de las comisiones de Obras Públicas y Defensa del Consumidor.

Así, la Cámara baja volverá a ser la voz cantante en la ofensiva contra las tarifas, más allá de que en el Senado tanto el FpV-PJ como el bloque Justicialista hayan presentados sus proyectos sobre tarifas (de lo que se informa aparte).

Para el FpV-PJ, “la propuesta de Mauricio Macri es una tomada de pelo a todos los argentinos agobiados por la suba de tarifas”. Los diputados que conduce Agustín Rossi consideraron que la idea de pagar los aumentos en cuotas “tiende a distraer y terminar con el debate en el Congreso” y advirtieron que insistirán con su proyecto, que busca congelar y retrotraer las tarifas.

Se sumó a las críticas el bloque Justicialista que responde a los gobernadores peronistas y que preside el salteño Pablo Kosiner. “Parece una provocación”, se quejó Diego Bossio, integrante de esa bancada. “Con la nueva propuesta, los argentinos pagarán más cara la tarifa. Postergar o dividir los cobros de las facturas, con los brutales aumentos ya previstos, no sólo no es ninguna solución; muy por el contrario, agrava la situación”, advirtió.

Bossio enfatizó que “muchos argentinos ya están endeudados” y consideró que “lo peor que puede ocurrir es endeudarlos más”

Para la jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, “el Gobierno ha pateado para adelante el problema, no ha solucionado el tremendo colapso que causan las tarifas altas e irrazonables, que en muchos casos llegan a ser confiscatorias de los ingresos de muchos ciudadanos”.

Por eso, la diputada avisó: “Nosotros vamos a seguir exigiendo una solución que, sin volver al pasado, le dé un respiro a los argentinos e invitamos a los diputados oficialistas a ser parte de la solución y no de la distracción. Acá no tenemos por qué convertir a los usuarios en deudores de empresas que no hicieron ningún esfuerzo y fueron cómplices de la situación de colapso energético en la que se encuentra el país, porque eso es lo que propone el Gobierno ahora”.

De su mismo bloque, Daniel Arroyo consideró “una broma de mal gusto, otra tomada de pelo” la propuesta del Gobierno, al que definió como “usurero‘. Mientras que Felipe Solá señaló que “el nivel de tarifas del gas decidido por el gobierno es confiscatorio para los usuarios”.