La nueva ley de Economía del Conocimiento pasó al Senado

En una jornada maratónica, la Cámara de Diputados también aprobó la ley que regula el teletrabajo y la creación de una Campaña para la donación de plasma sanguíneo. Las tres iniciativas quedaron listas para ser tratadas por el Senado. 

Jornada maratónica en la Cámara de Diputados. En una sesión que duró más de nueve horas, la Cámara baja aprobó, con amplio consenso, tres leyes y quedará en manos del Senado su sanción.

La primera de ellas fue la regulación del teletrabajo. A esta se le sumó la media sanción de la ley de Economía del Conocimiento, primero, y la creación de una Campaña para la donación de plasma sanguíneo después.

Además, durante el debate virtual que arrancó a las 4 de la tarde, y que se extendió hasta pasada la medianoche, quien fue candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, se hizo de un lugar en la Auditoría General de la Nación

Tras la votación a mano alzada para que Pichetto sea nombrado auditor de la AGN, se puso a discusión el primero de los tres proyectos incluidos en el temario de la sesión de ayer: ley que regula el teletrabajo, cuyo tratamiento se vio precipitado como consecuencia de la cuarentena, que obligó a buena parte de los sectores a implementar esta modalidad. 

La iniciativa, que actuaría como una ley marco, a la que después cada convenio de trabajo deberá incorporar las adecuaciones, establece, entre otros puntos, la incorporación del artículo 102 bis a la Ley de Contrato de Trabajo. En él, se especifica que se considera teletrabajo cuando la realización de actos, ejecución de obras o prestación de servicios es “efectuada total o parcialmente en el domicilio de la persona que trabaja, o en lugares distintos al establecimiento o los establecimientos del empleador mediante la utilización de tecnologías de la información y de las comunicaciones .

La ley, que de ser sancionada por el Senado entraría en vigencia 90 días después del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, establece que el paso de modalidad presencial a teletrabajo debe ser por una decisión voluntaria por parte del empleado, y que esta debe quedar por escrito, al tiempo que deja en claro que la modalidad podrá ser revocada por empleador y empleado “en cualquier momento .

Además, la iniciativa incorpora el “derecho a la desconexión digital . Es decir, que el trabajador tiene derecho a no estar conectado y a desconectarse de los dispositivos digitales fuera de su jornada laboral y durante licencias. Así como también, la normativa aclara que aquellos trabajadores que hagan uso de esta modalidad, tendrán los mismos derechos y obligaciones que los empleados que opten por la modalidad presencialLo mismo corre para las remuneraciones, que deberán corresponderse con el convenio colectivo de trabajo, "no pudiendo ser inferior, en su caso, a la que percibía o percibiría bajo la modalidad presencial .

Una vez sancionada esta ley marco, entonces, cada convenio colectivo de actividad, que negocia el gremio más representativo de cada sector, junto con la cámara empresaria correspondiente, deberá resolver cuestiones específicas del rubro. Por caso, la cantidad de horas que tendrá la jornada, qué herramientas deberá proveer el empleador así como también de qué gastos se hará cargo. Por ejemplo: de la factura de luz o de internet del empleado.

Economía del Conocimiento

Luego de que la ley que regula el teletrabajo fuera aprobada con 214 votos a favor, 1 en contra y 29 abstenciones, la Cámara de Diputados se dispuso a debatir otras dos leyes, que también tuvieron luz verde y fueron giradas al Senado. 

Por un lado, la Ley de Economía del Conocimiento, que recibió 246 votos afirmativos y apenas dos 2 negativos, provenientes de los legisladores de la izquierda, Romina del Plá y Nicolás del Caño.

Se trata de la iniciativa que busca fomentar la actividad empresarial que aplique el uso de conocimiento y la digitalización de la información y que modifica la ley que había sido sancionada durante el gobierno de Cambiemos pero que, con la llegada de Alberto Fernández al Ejecutivo, quedó suspendida.

 

 

De todas formas, la iniciativa mantiene algunos beneficios de aquella ley, por caso, la reducción del 60% en el Impuesto a las Ganancias y del 70% en las contribuciones patronales.

A esto se le suma que establece la creación del denominado Fondo Fiduciario para la Promoción de la Economía del Conocimiento (Fonpec), que será destinado a las micro, pequeñas y medianas empresas y nuevos emprendimientos, con distintos objetivos. Entre ellos, el financiamiento de actividades de capacitación, el apoyo a las inversiones productivas.

Según aseguró del diputado oficialista Pablo Carro, el sector ocupa el tercer lugar en las exportaciones, detrás del sector agroexportador y el sector automotriz. "La aspiración, expresó Carro, es que el 8% actual pase al 15% de las exportaciones en los próximos años", explicó.

Donación de plasma 

Hacia la medianoche, quedó lista para ser tratada por el Senado la creación de una campaña de donación de plasma sanguíneo proveniente de pacientes recuperados de coronavirus

Por medio de esta ley, que fue votada por unanimidad, se generan incentivos para promover la donación de plasma sanguíneo. Entre ellos, se establecen dos días de licencia para la recuperación del donante, y promueve asistencia para el transporte y el traslado de los donantes.

Además, la ley impulsa la creación de un registro nacional de pacientes recuperados donantes de plasma, para convocarlos de manera voluntaria. La medida surgió luego de registrarse que pese a que son más de 13.000 las personas recuperadas de Covid-19, las donaciones de plasma son escasas.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día