Jueves  04 de Junio de 2020

La nueva Cristina

Desde que Alberto llegó al poder, la vicepresidenta mantiene el mismo silencio estratégico que le permitió amontonar al peronismo para ganarle a Mauricio Macri. Pero, desde ese segundo plano, no para de avanzar.

La nueva Cristina

Cuando Cristina Kirchner presentó su libro, “Sinceramente”, en abril de 2019, en el gobierno de Mauricio Macri, comenzaron a frotarse las manos. Creían con profunda convicción que la ahora vicepresidenta abandonaría el silencio estratégico encarado tras la derrota legislativa de 2017 y volvería al ruedo con sus frases desacertadas, su intensidad, su desmesura. En fin, como decían en el macrismo, ella misma les haría el favor de recordarle a todos quién era. 

No pasó mucho tiempo para comprobar con espanto el carísimo error de cálculo en el que habían incurrido: Cristina ya no era la misma de siempre o, mejor dicho, no se mostraba hacia afuera como tal. Había entendido, a su pesar, que, si se mantenía callada y jugaba al misterio con su postulación, crecía en las encuestas. Un clásico del marketing electoral. El silencio de un eventual candidato suele alimentar las expectativas, evitar el desgaste anticipado de la exposición pública y confundir a sus adversarios. Y vaya si los confundió.

La ex presidenta terminó eligiendo a dedo a un candidato presidencial que pudiera amontonar a todo el peronismo pero que, al mismo tiempo, no contara con una estructura partidaria propia ni liderazgo político, a sabiendas de que, a ella, le tocaría ocupar un segundo plano desde el Senado. Macri perdió las elecciones, Alberto Fernández asumió con el fantasma a cuesta del doble comando y dotes de equilibrista, pero ella siguió manteniendo un sospechoso bajo perfil.

Salvo algunas frases destempladas contra el Fondo Monetario Internacional, dirigidas más bien a la tropa propia, la nueva CFK no suele hablar de economía ni de la deuda. Pero eso no es lo más llamativo. Desde que el coronavirus llegó para complicarnos la vida, Cristina no dijo ni mu. No salió a apoyar en público las políticas adoptadas por su Gobierno, ni a contener a sus seguidores, los más vulnerables al virus y la pobreza. 

Esa decisión de quedarse al margen no implica, claro, que no tenga incidencia en el tablero de poder. No sólo impuso a la mitad del Gabinete; también, designó a las principales autoridades del Congreso y avanzó, a través de La Cámpora, sobre las cajas clave del Estado, como la ANSeS o el PAMI, que otorgan un gran poder territorial. 

La novedad esta vez es que el silencio no le está sirviendo de mucho: según la mayoría de las encuestas, su imagen positiva está por el piso, mientras crece el visto bueno hacia el Presidente. La aparición de la pandemia y las -hasta ahora- acertadas medidas sanitarias lo colocaron en el centro de la escena. Un sondeo de la consultora Synopsis, realizado a mediados de abril, registra a Alberto Fernández registra con una imagen positiva de 53,2% y un 22,4% de percepción negativa.

Exactamente al revés que su ex compañera de fórmula, quien logra sólo un 27,5% de apreciación afirmativa contra el 56% de imagen negativa. Con todo, la vicepresidenta continúa con su juego, en un segundo plano, aunque no se sepa bien a quien apunta ahora su silencio. Pues bien ¿hay una nueva Cristina? ¿Quién tiene más poder hoy, Alberto con la lapicera o CFK manejando las cajas más importantes del país? Luis Tonelli, profesor titular de Política Argentina en la Carrera de Ciencia Política de la UBA, se muestra escéptico en relación a los cambios profundos que puede hacer una persona, en especial -dice-, si se trata de la “señora vicepresidenta”.

“Pero sí creo en su astucia y experiencia política. Y este es el momento estelar de Alberto Fernández por encabezar la lucha contra el coronavirus. Sin embargo, el Presidente, que es el gerente de un movimiento con otros dueños en el banco de suplentes, enfrenta dos amenazas que, conjugadas, son más que una tormenta perfecta: la pandemia y el colateral de la cuarentena total, una economía en coma inducido, con una caída inédita”, remarca. En este punto, considera que la posición de CFK es jugar a dos bandas. “Su silencio puede ser interpretado para que Alberto Fernández se sienta con las manos libres. Pero, también, puede ser que trate de quedar al margen de la crisis, por si las cosas se ponen feas”, explica.

Lucas Romero, director de la consultora Synopsis, sostiene que se está dando un nuevo ciclo previsto por la misma titular del Senado. “No sé si hay una nueva Cristina. Creo que está construyendo un tránsito hacia una nueva etapa, que tiene como principales figuras a Axel Kicillof, a Máximo Kirchner y a Eduardo ‘Wado’ de Pedro, y que apunta a que ellos sean el futuro de su proyecto político”, analiza.

El politólogo cree ver a una Cristina que está ejerciendo el poder de una manera muy parecida a como lo hacía Néstor Kirchner cuando le tocó ser primer caballero. “Al igual que su marido, en 2007, se corre hacia la retaguardia para administrar el proceso político sin protagonizarlo”, agrega.

Para Shila Vilker, directora de la consultora Trespuntozero, la presencia de Cristina en la agenda política es permanente, a pesar de no que no aparezca en los medios. “CFK es una de las principales líderes y artífices de la actual coalición de gobierno. Su rol nunca dejó de ser gravitante, tanto para los núcleos duros kirchneristas como para los anti K. No hace falta que irrumpa Fernanda Raverta en la ANSeS para intuir su presencia en el Gobierno. Ahora no escuchamos su voz en primera persona, sino a través de otros referentes cercanos, como Máximo Kirchner, ‘Wado’ de Pedro o Graciana Peñafort”, concluye.

Diego Reynoso, doctor en Ciencia Política y director de Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública de la Universidad de San Andrés, considera también que se trata de nuevo momento estratégico conducido por la ex mandataria. “Cristina se corre al costado para dejar a Alberto en la conducción política de la coalición. A ella, le reditúa el silencio, como el que hizo durante el Gobierno de Macri, cuando pasó de tener 18 puntos nacionales a casi 30 puntos para las elecciones”, subraya. 

Poder administrativo y poder político

Con algunos matices, los analistas coinciden en que Alberto Fernández y Cristina Kirchner comparten el poder desde distintos roles, algo lógico en una coalición de gobierno pero atípico para un sistema presidencialista. Reynoso directamente no cree que haya doble comando: “Lo que sí pienso es que Alberto no es el jefe de ninguna de las partes pero es el que mejor administra la conducción de la coalición. Y Cristina, en todo caso, es la comandante de una de las brigadas”.

La directora de Trespuntozero también recuerda que, en un Gobierno de coalición, el poder está loteado y el Presidente está obligado a hacer equilibrio entre los distintos espacios. “Tanto Cristina como Alberto y Sergio Massa son lo suficientemente inteligentes para comprender la necesidad mutua de ese equilibrio. Massa creciendo por un lado y Cristina creciendo por otro, lejos de aumentar los conflictos internos, amplían los límites de esa coalición, al ocupar los espacios de demandas que podrían ser tomados por la oposición”, sostiene.

Tonelli y Romero, en cambio, ven a Cristina con mayor poder político que el Presidente, pese a su silencio y su paso al costado. “Alberto tiene poder administrativo mientras que CFK tiene poder político. El manejo de las cajas como la de ANSeS o PAMI, es, en todo caso, una consecuencia de su poder político. Todo lo demás es negociación, sospechas y división de tareas: el Presidente gobierna pero le está vedada -por ahora- la construcción política, que es monopolio de Cristina e hijo Máximo”, apunta Tonelli.

En la misma línea, se expresa Romero. “Hay un Presidente popular y una vicepresidenta fuerte pero impopular. Y cada uno tiene sus recursos de poder”, dice. Pero, a la luz de los últimos acontecimientos políticos, piensa que ella viene ganando la pulseada. “En los últimos días, vimos que, en las situaciones en las que los intereses de ambos confrontan, Alberto termina cediendo siempre a los intereses de ella”, destaca el politólogo. Según relata, un ejemplo concreto se vio con la salida de Alejandro Vanoli de la ANSeS.

“Alberto tenía motivos para echarlo por el caos que generó con el pago de las jubilaciones. Sin embargo, lo termina despidiendo cuando Cristina se enoja porque Vanoli no cubrió los lugares del Estado en los directorios de empresas, sobre todo, en Telecom”, explica Romero. No es todo. El director de Synopsis considera como otra derrota del Presidente el haber cedido al gobernador bonaerense, Kicillof, por pedido de CFK, el control sobre la asistencia financiera destinada a los municipios en la emergencia: “Algo que hubiera sido inimaginable en tiempos de los Kirchner con Daniel Scioli.

De este modo, Kicillof manejará un fondo de $ 8000 millones, conformado esencialmente con recursos de Nación. Así las cosas, la nueva CFK no parece ser más que la vieja CFK pero con una nueva estrategia: en silencio, agazapada o en segundo plano, su intención es construir poder para la continuidad de su proyecto, ahora concentrado en Kicillof y su hijo Máximo.


Este artículo es parte de la edición especial Mujeres que Hacen de mayo 2020

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000071,750076,7500
DÓLAR BLUE-0,7519128,0000132,0000
DÓLAR CDO C/LIQ0,5218-127,2170
EURO-0,045085,719185,7527
REAL0,605513,455113,4587
BITCOIN1,896211.904,000011.904,5600
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,273929,8125
C.MONEY PRIV 1RA 1D-16,216215,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-15,384616,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000031,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000115,00115,00
CUPÓN PBI EN PESOS-2,38102,052,10
DISC USD NY-0,653676,0076,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,766052.325,8300
BOVESPA-0,6500102.775,5500
DOW JONES0,840027.433,4800
S&P 500 INDEX-0,03043.351,2800
NASDAQ-0,850011.010,9830
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,7756322,2423319,7621
TRIGO CHICAGO-0,9082180,4116182,0651
MAIZ CHICAGO1,0561122,4360121,1566
SOJA ROSARIO0,0000240,0000240,0000
PETROLEO BRENT1,441445,040044,4000
PETROLEO WTI1,989342,040041,2200
ORO0,89052.028,00002.010,1000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology