Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La mayoría está igual o peor, aunque espera mejorar en 2017

El 47% de los encuestados dijo estar en peores condiciones económicas que en el año 2015 pero el 64% cree que estará mejor. El 53% cree que hay que esperar

La mayoría está igual o peor, aunque espera mejorar en 2017

Casi la mitad de las personas relevadas por una encuesta consideró que su economía y la de su familia empeoraron con respecto a un año atrás, pero son más que optimistas respeto al futuro y creen que la situación se revertirá en 2017.

El dato se desprende de un estudio realizado por la consultora Isonomía, en el que 47% de los encuestados dijo estar en peores condiciones económicas que en el año 2015. El 43% evaluó su situación como igual, mientras que apenas 9% cree que mejoró y el 1% no contestó.

Respecto a las expectativas económicas personales para el próximo año, el 64% evaluó que estará mejor, en tanto que 18% consideró que su situación será peor. El 12% estima que no habrá modificaciones en su cotidianeidad mientras que 7% prefirió no responder.

Así, el análisis de los resultados del informe arrojó que en la actualidad, a seis meses del inicio del gobierno de Mauricio Macri, se presenta la mayor brecha entre lo que perciben los argentinos de su situación actual y las expectativas sobre su futuro, tanto a nivel personal como del devenir del país.

Además, los datos muestran que el análisis de los sujetos sobre la administración macrista es negativa, pero las expectativas se mantienen intactas.
En ese sentido, el 53% de los encuestados consideró que el Gobierno no está cumpliendo las expectativas que tenían del mismo, pero confían en que lo hará con el correr del tiempo. El 27% sostuvo que no las está cumpliendo y tampoco lo hará y apenas 16% respondió que se está cumpliendo con lo que esperaban.

En tanto, la imagen y aprobación del Presidente ha sufrido una baja desde su asunción en diciembre, pero sigue sosteniéndose en niveles aceptables y superiores al porcentaje de votos obtenidos en la segunda vuelta electoral.
Al respecto, el 57% de las personas consultadas evaluó como positiva la imagen de Macri, en términos de muy buena y buena, mientras que el 40% la calificó como mala o muy mala.

Por otra parte, términos como devaluación y desocupación no han calado en el día a día de los argentinos, de acuerdo al estudio de Isonomía. En el primer caso, porque el Gobierno ha sido efectivo al eliminar rápidamente de la agenda el tema; en el segundo, porque las personas perciben el desempleo de manera genérica, pero el miedo aun no se ha trasladado al trabajo propio o del grupo familiar.

En cambio, la inflación es la que penetró hondo entre los ciudadanos y es la responsable de la mayor preocupación de los encuestados. En este sentido, los argentinos se inclinan por darle tiempo a Macri para revertir la situación.

De acuerdo al análisis realizado por la consultora, el duro golpe que recibió el kirchnerismo en las urnas es lo que explica el comportamiento de la ciudadanía hoy. Los argentinos buscan actualmente un vehículo político que les garantice vivir mejor y, con el kirchnerismo descascarándose, el gobierno de Macri es el único que podría conseguirlo.