Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La inflación oculta: el costo de mover carga acumula una suba de 41,5%

Es la suba del último año. En 2016, el alza es de 33,7%. El trabajo del autotransporte de carga señala subas de 82% en peajes y costo financiero, y 24% en salarios

El transporte en camión ganó espacio con el achique del ferrocarril

El transporte en camión ganó espacio con el achique del ferrocarril

La presión sobre los precios en góndola parece no ceder. Todos los meses la Confederación Argentina de la Mediana Empresas (Came) hace un relevamiento de varios productos que muestra el incremento que hay desde el campo a la góndola.

El trabajo muestran los números y la diferencia que hay entre lo que gana el productor y lo que termina pagando el consumidor final, lo que significa que en el medio de la cadena se van sumando diferentes costos que hacen que, por ejemplo, los precios de los productos agrícolas se multiplicaron 4,9 veces en promedio en septiembre.
Uno de esos costos que termina repercutiendo en el valor final de los productos es el de logística y almacenaje que, según los datos del sector privado, vienen en una carrera ascendente por arriba de cualquier estimación –Indec, provincias, consultoras, Congreso– de la inflación.

Así lo muestra el indicador de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) que refleja que los costos operativos de movilizar la carga por camiones subieron 41,55% en los últimos doce meses.
Tomando el mes pasado, octubre, el sector que moviliza más del 85% de la carga en el país reflejó una leve variación de 0,15% que hizo que el acumulado del año, enero–octubre, ya superó el 33,7 por ciento.

Tras una aceleración en la suba de los costos a mediados de 2016, las empresas transportistas esperan ahora alcanzar en diciembre un resultado final para todo el año que se ubique cerca del registrado en 2014, que fue del 38,4 por ciento.
Una parte de esto se puede explicar en que en noviembre se volvería a incrementar con mayor fuerza el indicador porque entra en vigencia la tercera cuota del acuerdo paritario con Camioneros (8% sobre la base de junio).

A la hora de realizar un desagregado de los rubros que mayor variación presentaron, la Fadeeac señala que en lo que va del año, el ítem peajes en rutas nacionales y accesos avanzó un 82,7%; el costo financiero por la suba de tasas subió un 82%; y los denominados gastos generales por servicios públicos y personal se incrementaron 79,2 por ciento.
A su vez, el material rodante -como camiones y acoplados- se encareció un 39,2%: los seguros subieron un 38,4%; las reparaciones avanzaron un 34,6%; y el valor de las patentes de los vehículos aumentó 30 por ciento.

En tiempos de fuerte inflación, el índice de costos del sector que elabora la Fadeeac se convierte en lectura obligada porque marca el termómetro de la economía en general. Esto significó que en muchos sectores que empezaron a buscar culpables en la cadena de abastecimiento empezaran a señalar a la patronal camionera como los principales responsables.

La respuesta que esgrimió la Fadeeac fue a través de un trabajo en donde señala que el Estado se queda con el 40% del valor de los fletes vía impuestos, los sueldos el 23,8% y el combustible el 9,5%; en resumen, estos tres rubros representan el 73% de la minuta de costos que afrontan los transportistas en cada viaje.