Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La inflación le pone más presión al Gobierno de cara a la discusión salarial

En febrero el IPC oficial marcó 2,5%, casi el doble que el 1,3% de enero. Traccionaron las subas en tarifas, peajes, prepagas y lo relacionado con el regreso a la escuela

La inflación le pone más presión al Gobierno de cara a la discusión salarial

El 2,5% de IPC del Indec para febrero le suma presión al Gobierno para lograr la meta anual de una inflación de 17% o menor y también a la hora de los reclamos por aumentos salariales. Si bien para algunos analistas era esperable que marcara este número (casi el doble que en enero), se tornan clave los datos de la evolución de los precios en febrero y marzo ya que son meses en lo que se termina de definir los incrementos salariales.

Y, en ese aspecto, qué porcentajes se terminen pactando en las paritarias impactará en la evolución de la inflación en lo que resta del año. En ese sentido, el 2,5% dado a conocer ayer es el número más elevado desde junio de 2016, cuando había marcado 3,1%. De hecho, en enero fue de sólo 1,3%, uno de los más bajos de toda la serie, que comenzó en mayo del año pasado.

Otro factor es que el 2,5% pone la balanza más a favor de las estimaciones privadas, que hablan de una inflación de 20,8% para el año (en promedio), que de las previsiones oficiales, que marcan una banda de entre 12% y 17%.

El alza de 2,5% estuvo traccionada por las tarifas eléctricas, prepagas, peajes, la "vuelta al cole" y también el incremento salarial de los encargados de edificios. Así, el rubro vivienda y servicios básicos, que fue el que más creció, lo hizo con 8,4%; le siguieron educación (4%); otros bienes y servicios (por suba de cigarrillos y productos de higiene personal) también aumentó 4%; atención médica y gastos para la salud, 3,3%; y transportes y comunicaciones, 2,3%.

A su vez, los precios de los alimentos y bebidas registraron un aumento del 1,9% respecto de enero pasado, en el que impactaron fuertemente las subas en productos lácteos, arroz, fideos, pan y limón, y con bajas en carnes y verduras.

El registro oficial del aumento de precios se ubicó por encima de las mediciones del IPC Congreso y la CGT, que midieron 2,1%. De hecho según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), los analistas esperaban un 1,8% para febrero.

También se aceleró durante el mes pasado la inflación núcleo. Tras haber marcado en noviembre y diciembre 1,7%, y haber caído a 1,3% en enero, en febrero volvió al mismo número de octubre del año pasado, de 1,8%.

Tanto el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, como el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, reconocieron que el aumento de tarifas iba a impactar en los datos de inflación de, al menos, febrero, marzo y abril.

Sturzenegger sostuvo que se venían "tres meses difíciles en términos de inflación" por "la corrección de precios regulados" lo que moverá al nivel general "por encima de lo que venimos experimentando". Dujovne, por su parte, había dicho que en el segundo semestre la inflación iba a ser sustancialmente más baja que en durante el primero. Aún así, que los incrementos más fuertes se sientan durante estos meses es relevante en materia de negociaciones paritarias.

"No me preocupa tanto estos aumentos en sí mismos, sino el impacto en paritarias. Hay que ver cómo se negocia políticamente esto", sostuvo Camilo Tiscornia, de la consultora CyT Asociados.

"El 2,5% demuestra que es complicado cumplir con meta de 17% del BCRA", agregó. No obstante, razonó que una inflación de 20% a fin de año sería positiva porque sería descender desde un 38%, aunque claro, la entidad monetaria tendría que explicar y se jugaría en parte la credibilidad. Desde CyT estiman cerrar 2017 en torno a 19,2%.

Para Gabriel Caamaño Gómez, de Consultora Ledesma, "el dato del Indec confirma que va estar más cerca de lo que decía el consenso de estimaciones, de una previsión de 20,8% (según el REM) para 2017. Estamos lejos de la meta del 17% por lo que el BCRA va a tener que hacer mucho esfuerzo para que no se le vaya mucho mas allá de 19%".

También desde Orlando J. Ferreres y Asociados esperan que la inflación de 2017 cierre en torno a 19%. Según identificó Fausto Spotorno, la diferencia entre las estimaciones privadas y el Indec en febrero se debió a que las primeras no habrían incluido el aumento a los encargados de edificios (lo imputaron en marzo), mientras que el organismo a cargo de Jorge Todesca ya lo hizo.

Gabriel Zelpo sostuvo que los datos conocidos ayer están en línea con el 21% de IPC que estiman para el año desde Elypsis. "Es un registro bajo para tanto incremento de los precios regulados", señaló.

Por su parte, Iván Carrino de Inversor Global identificó que el IPC de febrero, en el que se sabía que impactarían los precios regulados, "hizo que el BCRA haya decidido mantener la tasa sin bajas".

La dirección de estadísticas porteña dará a conocer hoy su estimación de inflación para la Ciudad de Buenos Aires. En enero había arrojado 1,9% para enero. En todo 2016, esta dependencia oficial relevó que los precios se expandieron 41%. Con el Indec, desde el indicador de mayo, que se conocerá en junio, se podrá armar el primer dato de evolución interanual.

Más notas de tu interés

Comentarios3
Jose Serbia
Jose Serbia 10/03/2017 10:01:53

están llegando la lluvia de inversiones y el derrame, como el general Alais

Roman Quiroga
Roman Quiroga 10/03/2017 06:04:40

Que inflación? Si ya bajo a casi nafa. Si Mauricio dice que los tarifazos son para bajar la inflación.. basta de poner palos en la rueda, KKS.

Fernando Gonzaga
Fernando Gonzaga 10/03/2017 05:20:02

Tremendo gráfico, un año seguido de pérdida de poder adquisitivo del salario. Y este año se vuelve a repetir.