Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La inflación es la bestia negra que vuelve a convertirse en obsesión de los argentinos

Imagen de Fernando Gonzalez

por  Fernando Gonzalez

Director Periodístico

0

A esta altura ya lo sabemos. Las encuestas no son el oráculo de este tiempo y se han equivocado bastante en la Argentina y en los países más desarrollados del planeta. Pero siguen siendo el único registro del humor colectivo, antes, durante y después de cada elección. Por eso, El Cronista publica hoy un amplio sondeo elaborado por el Grupo de Opinión Pública, que viene testeando la percepción de la sociedad en los últimos dos años del gobierno de Cristina Kirchner y que ahora midió la reacción de los primeros dos meses de la gestión de Mauricio Macri.

El primer dato es predecible. La imagen y la valoración del Presidente están muy por encima del 34% de los votos que obtuvo en la primera vuelta de octubre pasado, y del 51% con el que triunfó en el ballottage. Macri ha crecido en la misma medida que ha descendido Cristina. Y también son valoradas las primeras iniciativas del Gobierno, con la hasta ahora exitosa salida del cepo cambiario. En el otro extremo, el aumento de las tarifas es la medida que despierta más dudas entre los consultados.

Si la inseguridad era la mayor preocupación de los argentinos en estos años de Estado ausente, ahora es la inflación el flagelo que va camino a convertirse otra vez en la bestia negra de la sociedad. Está claro para la mayoría de los ciudadanos que la suba de precios no puede resolverse en pocos días ni en pocas semanas. Pero la inflación ya se convirtió en el gran desafío que Macri debe resolver primero entre las muchas urgencias del país en crisis.