Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La industria cayó en abril 5,4% por Brasil, las lluvias y el menor consumo interno

Si se descuenta la molienda de oleaginosas, que tuvo un crecimiento atípico, la baja entre enero y abril fue de 4,7%. Avanza acuerdo con Brasil por autos

El sector automotriz moderó su caída en abril por las exportaciones

El sector automotriz moderó su caída en abril por las exportaciones

Tal como lo había reflejado el índice de actividad económica que publica la consultora Ferreres & Asociados, las inusuales lluvias de abril afectaron a todos los sectores, y la industria no fue la excepción. De acuerdo con el informe que da a conocer la UIA mensualmente, la actividad manufacturera en abril tuvo una contracción del 5,4% respecto del mismo mes del año pasado y de 2% si se la compara con los números de marzo.

De esta manera, la industria cayó durante los primeros cuatro meses del año 2,3%, porcentaje que se eleva a -4,7% si se descuenta el crecimiento atípico que registró el complejo de oleaginosas, que en el primer trimestre creció 61,2% interanual.

Según el informe, tres factores afectaron la performance de la industria en abril. Por un lado, el bajo dinamismo del comercio mundial y la recesión en la que se encuentra la economía brasileña, particularmente la industria, que cayó 9,9% en 2015 y 9,8% en el acumulado a abril.

Además, afectaron las inusuales lluvias que se observaron en el centro del país y que complicó al sector de la construcción y a algunos rubros de la producción de alimentos y economías regionales. El tercer factor que incidió negativamente fue la menor actividad general y el consumo de bienes industriales, en un marco de tasas de interés elevadas y costos productivos crecientes, explicó el Centro de Estudios Económicos (CEU) de la UIA.

Al analizar la performance industrial por sector, la mayoría mostró números en baja, no sólo en abril sino en el cuatrimestre. En todo el período, sólo cuatro de doce bloques analizados presentaron incrementos en su producción, pero no lograron compensar la contracción del resto.

La caída de abril fue liderada por la producción de minerales no metálicos (-24,2%) –producto de la merma en el sector de la construcción–; los metales básicos (-15,9%) y el sector de metalmecánica (-10,2%). A su vez, la molienda, que había mostrado un fuerte dinamismo durante el primer trimestre, se derrumbó 14,3% en abril, lo cual impulsó a la baja en el sector de alimentos y bebidas (-8,2%). También presentaron bajas, aunque más moderadas, los sectores de edición e impresión (-0,8%) y el automotriz (-0,4%). Por el contrario, mostraron crecimiento las sustancias y productos químicos (+4,7%) y papel y cartón (+1%).

La moderada caída del sector automotriz en abril, que venía con bajas mucho más pronunciadas (en el cuatrimestre, acumula una merma de 13,3%), se debe al comportamiento de las exportaciones, que crecieron 1,2% en términos interanuales tras 25 meses de caídas consecutivas. Según el informe, esta situación se explicó por el crecimiento del 3,4% de las ventas a Brasil, las cuales representaron el 81% del total exportado.

Acuerdo automotriz

Los equipos técnicos de los gobiernos de la Argentina y Brasil avanzaron ayer en las negociaciones para firmar una prórroga del acuerdo automotriz bilateral, especialmente lo que refiere al flex. Ese valor, que hoy se ubica en 1,50, mide los términos de intercambio entre ambos países, es decir que por cada dólar que la Argentina exporta a Brasil de autos y autopartes, puede importar u$s 1,50; y viceversa. Si bien el gobierno brasileño y las terminales de ambos países buscan incrementar el flex, la Argentina pretende mantenerlo para evitar mayores importaciones de Brasil. Hoy seguirán las negociaciones por la mañana y a las 14 habrá una devolución a los sectores privados de ambos países. La idea es que el acuerdo se firme en el vecino país.