Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La huelga docente se sintió con fuerza y el Gobierno insta a los gremios a retomar el diálogo

Rodríguez Larreta y Vidal convocaron a los sindicatos a seguir negociando hoy y mañana el aumento salarial. Los maestros encabezaron una multitudinaria marcha en el centro de la Ciudad de Buenos Aires. Definieron la medida de fuerza como "un parazo" y amenazan con una nueva protesta de 48 horas si no obtienen respuestas. Macri lanzó fuertes críticas, pero pidió mantener las conversaciones

La huelga docente se sintió con fuerza y el Gobierno insta a los gremios a retomar el diálogo

Con una contundente adhesión en las escuelas públicas de gran parte del país y una multitudinaria movilización, los gremios docentes nacionales cumplieron ayer con la primera jornada del paro de 48 horas que culminará hoy para exigir la convocatoria a la paritaria federal educativa. Ante la medida de fuerza, que fue definida como "un parazo" por el sindicalismo docentes que anunció niveles de acatamiento superiores al 80% e impidió en la práctica el inicio de las clases en la mayoría de las provincias, el Gobierno reaccionó con un doble mensaje que a la vez que castigó con la denuncia del "oportunismo" de la huelga también insistió con la necesidad de apostar por el diálogo para resolver el conflicto. Hacia allí se enfocó el propio presidente Mauricio Macri al inaugurar el ciclo lectivo en la provincia de Jujuy.


"Lamento mucho que muchos hayan vuelto a elegir el oportunismo a través de un paro. Ese camino lo hemos explorado y no funcionó. Vayamos por el camino de sentarse en una mesa a dialogar", pidió el mandatario. Repitió el mismo planteo un rato después el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien advirtió que "el único camino para resolver estos temas es a través del diálogo".

En esa línea, las administraciones de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal ratificaron su decisión de retomar hoy y mañana respectivamente la negociación con los gremios de sus distritos con el propósito de intentar acercar posiciones sobre el aumento salarial de la actividad. Cerca de la gobernadora anticiparon a este diario que se evalúan alternativas para presentar una nueva propuesta salarial en la reunión de mañana por la tarde, pero reclamaron a los gremios "bajar sus pretensiones de una suba de 35% o nada". "Eso es imposible y ellos lo saben", comentó otro vocero bonaerense a la vez que minimizó el fallo del juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata, Luis Arias, que, ante una medida cautelar solicitada por el jefe del Suteba, Roberto Baradel, ordenó a las autoridades provinciales abstenerse de dictar la conciliación obligatoria en el conflicto docente y le exigió que no adopte decisiones que limiten el derecho a huelga.

Durante la primera jornada del paro, los gremios docentes encabezaron una masiva movilización que culminó frente al Palacio Sarmiento en el centro porteño. Allí, desde un escenario montado sobre un camión, la titular de Ctera, Sonia Alesso, reclamó al Gobierno que "escuche" y advirtió que sin un llamado a la paritaria federal en los próximos días impulsarán una nueva huelga de 48 horas. "El paro docente fue contundente en todo el país y esta masiva movilización viene a confirmar la voluntad unánime de los trabajadores de defender, cuidar y fortalecer la educación pública en la Argentina", afirmó a su turno el titular de UDA, Sergio Romero, rodeado en el escenario por referentes de la cúpula de la CGT y las dos CTA.

Según los cálculos sindicales, la huelga registró importantes niveles de adhesión en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Rioja, Catamarca, Entre Ríos, Chaco, Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Misiones, mientras que el acatamiento fue dispar en Chubut, La Pampa, Formosa y Mendoza. En paralelo a la protesta en el centro porteño, en diversas ciudades del interior también se concretaron marchas y concentraciones como Cipolleti, Santa Rosa, Neuquén, Río Gallegos, Posadas, Paraná y Mendoza.

En cambio, solo en las provincias de San Luis y Santiago del Estero las clases se iniciaron con normalidad por los acuerdos salariales alcanzados que fijaron aumentos de hasta el 60% y el 20% respectivamente, mientras que en Salta y Corrientes hubo actividad casi normal en la mayoría de las escuelas.