Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La fuerza de Lousteau insiste en una interna, pero PRO ya le cerró las puertas

ECO busca una alianza con el PRO, que le reprocha haber ido en contra de proyectos clave en la Legislatura. El oficialismo tienta a la Coalición Cívica, de Elisa Carrió, y a Ocaña

El embajador reiteró el fin de semana su intención de formar Cambiemos

El embajador reiteró el fin de semana su intención de formar Cambiemos

Las voces del coro político que acompaña a Martín Lousteau en la Ciudad reclamaron al unísono al PRO que habilite una interna en las próximas elecciones legislativas bajo el paraguas de Cambiemos. Lo hicieron tras escuchar las críticas declaraciones que el jefe de la bancada oficialista en la Legislatura, Francisco Quintana, hizo por radio y que echan por tierra, de hecho, cualquier posibilidad de alianza con el partido al gobierno.

Quintana, secretario general del PRO, dijo que ECO es incoherente por comportarse como oposición y pretender, al mismo tiempo, integrar el espacio de gobierno. Aseguró que el bloque de Lousteau "siempre funcionó como oposición", mientras que la Coalición Cívica o Confianza Pública (el espacio de Graciela Ocaña) mantuvieron actitudes "constructivas" durante el período legislativo.

Quintana volvió a cerrarle las puertas a un acuerdo para que los radicales, progresistas e independientes integren un frente común con el PRO, aunque le tendió una mano a la gente de Elisa Carrió, hoy por hoy tentada para abandonar las huestes de ECO, al igual que Ocaña, a la que el oficialismo pretende como Defensora del Pueblo.

El radical Hernán Rossi, jefe del bloque Suma+ en la Legislatura, fue el primero en replicar a Quintana. Recordó que la hipótesis de armar Cambiemos solo requiere "la posibilidad de competir y expresar las diferencias". Su correligionaria, Natalia Fidel, tuiteó enardecida contra el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. "No acepta críticas ni matices", lanzó la gestora de la campaña electoral de 2015, que dejó a Lousteau a solo un paso de arrebatar la conducción del distrito. En tanto, el diputado Marcelo Guouman se encargó de defender la agenda y la postura de ECO en el recinto de las leyes y sostuvo que PRO intenta restablecer "una práctica empobrecedora" de la política al no permitir el disenso.

Desde el radicalismo porteño también se mostraron furiosos con el PRO y aseguraron que Rodríguez Larreta exige excluir a Lousteau de los próximos comicios para formar Cambiemos. "El oficialismo pone excusas porque no quiere que Martín compita en 2017 y haga por dentro de Cambiemos una buena elección que lo deje posicionado para 2019", sostuvo a este diario un habitué del comité radical de la calle Tucumán.

Quintana, por su parte, bajó los ánimos y respondió que el PRO "no le tiene miedo a la competencia ni le cierra las puertas a nadie". Para el artífice de los acuerdos políticos en la Legislatura, ECO y Lousteau "deben definir su perfil en el distrito, si son aliados y pretenden explorar un acuerdo, o si son oposición". Ante El Cronista, Quintana descartó que el PRO pretenda dinamitar a ECO atrayendo a sus filas a la Coalición Cívica y a Confianza Pública. "Nosotros tenemos vocación y voluntad de dialogar con dirigentes como Graciela Ocaña o Elisa Carrió", resumió. Para con Lousteau, al momento, la postura es otra. Y es que en los próximos días, con más seguridad en la segunda quincena de febrero, comenzará a delinearse el calendario electoral porteño.