Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La exportación de autopartes en su peor nivel desde 2004

Merma de Brasil ahondó el déficit

Merma de Brasil ahondó el déficit

El sector autopartista alcanzó su peor nivel en los últimos once años. Según el informe de la Asociación de Fabricas Argentinas de Componentes (Afac), el comercio exterior de partes registró un déficit en 2015 de u$s 6331 millones, 5% inferior al marcado el año anterior.

"El mayor déficit fue con Brasil ya que equivale al 30,11%", indicó el trabajo de Afac.
En ese contexto, la entidad destacó que "las exportaciones tuvieron en 2015 una caída récord", al resignar 24%.
De acuerdo con los datos de las empresas, en 2015 las ventas al exterior bajaron a u$s 1658 millones.

"Para encontrar un valor tan bajo hay que retroceder a 2004. Los despachos de autocomponentes al exterior, muy concentrados en Brasil, estuvieron afectados por la disminución de la actividad del principal socio del Mercosur".

Por otro lado, las importaciones de autopartes, disminuyeron 10%, al sumar u$s 7985 millones.
"Simultáneamente, la producción de 0 km se retrajo 12% en 2015, una disminución superior a la importación de autopartes".

En ese contexto de retracción desde la entidad que agrupa a alrededor de 400 empresas explicaron que "el Proyecto de Ley de Fortalecimiento y Desarrollo del Autopartismo crea gran expectativa. El mismo genera instrumentos específicos para el sector automotor, contemplando sus necesidades en cuanto al horizonte temporal y las variables críticas en los procesos de localización".

Mientras, desde el gremio de Smata empezaron una medida de fuerza que busca frenar la sustitución de piezas locales por partes importadas, en especial de Brasil que hoy tiene una gran capacidad ociosa. La medida implica que no montan piezas importadas que se fabriquen localmente, lo que pone en jaque la producción local de 0 km.