Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La eventual candidatura de CFK tensa las divisiones en el PJ

Desde el randazzismo creen que no se presentará la ex Presidenta, si bien prefieren que lo haga. En el cristinismo agitan el misterio. Mañana se junta con intendentes

La eventual candidatura de CFK tensa las divisiones en el PJ

Que va a ser. Que no va a ser. El peronismo, en sus múltiples tribus, debate hoy por hoy, deshojando la margarita, si Cristina Fernández de Kirchner será o no candidata este año. Después del escándalo en el plenario del FpV, al que faltó a último minuto la mayoría de los intendentes del PJ, la ex Presidenta envió un mensaje componedor para contener a los enojados ante su ausencia: invitarlos a su búnker del Instituto Patria. En paralelo, desde el randazzismo lanzan el desafío de que no se presentará, con el indisimulable deseo de que lo haga como parte de su estrategia electoral.

Común denominador del heterogéneo espacio, al día de hoy todos los caminos apuntan a que la ex mandataria deba encabezar una boleta en agosto. Pero en el kirchnerismo ya avisan: el tradicional secretismo alrededor de las postulaciones, se repetirá este 2017.

"Una candidatura de Cristina (Kirchner) sería hacerle el juego al Gobierno", opinó ayer el senador Juan Manuel Abal Medina, impulsor de la futura papeleta de Florencio Randazzo. Por Twitter, el diputado camporista Andres "Cuervo" Larroque le replicó: "Tu comportamiento en el Senado es hacerle el juego al Gobierno". Enseguida llegó la respuesta del ex Jefe de Gabinete K, citando unas declaraciones del ex ministro de Economía (y camporista), Axel Kicillof: "¿Lo conoces? Dijo lo mismo ¿Está mal? Tenemos diferentes visiones. No discutamos así entre nosotros, no sirve", buscó zanjar el debate.

Lo cierto es que Abal Medina no fue el único de la tropa del ex titular de Interior y Transporte que desestimó una nominación de la ex mandataria. "Pienso que Cristina no se va a presentar y eso es mejor para el peronismo", sentenció el ex titular de Diputados, Julián Domínguez en Radio Con Vos. El ex fallido candidato a gobernador bonaerense añadió que "cada vez que los dirigentes se eligieron a sí mismos nos fue mal".

No parece deliberado la propuesta de jubilación de CFK por parte de la tropa ferroviaria, donde auguran en verdad una confrontación con ella para dirimir la conducción del PJ post-octubre. "Si le ganamos a ella, Florencio se encamina a 2019, en cambio ganarle a (Verónica) Magario...", analizan, en referencia a la matancera como Plan B del FpV en una interna. No lo aclaran pero lo mismo corre para una derrota: perder con la ex Presidenta es una cosa (digna), y con su delfín es otra.

En el Instituto Patria hay quienes también analizan como inevitable una candidatura de Cristina Kirchner, o al menos pronostican un rol activo electoral para contener a los jefes comunales. Disueltos los grupos Esmeralda y Fénix, las líneas divisorias se marcan entre los que están con Randazzo y los que postulan a la ex Presidenta, por amor o necesidad (porque es la figura que más mide en sus distritos). Mañana irán al búnker a verla los primeros, luego de una preliminar con Jorge Ferraresi (Avellaneda). "Cristina, sin hacer campaña mide 30 puntos, imaginate cuando arranquemos", se entusiasmó ayer en Radio Cultura Mario Secco (Ensenada), otro que ya vio a la ex Jefa de Estado. No fue una confirmación de postulación, más bien un augurio.

No obstante, en el kirchnerismo no descartan que sean también invitados los otros, los más peronistas que cristinistas, para cicatrizar la herida del faltazo en masa de la semana pasada al plenario K.