U$D

SÁBADO 25/05/2019

La economía disminuyó 5,7%, pero mejoró en la comparación mensual

Es según datos del Indec, que marcan mejora frente a diciembre. En enero creció 0,6% frente a diciembre, en el dato desestacionalizado. Aún así, de haberse tocado piso, estiman que recuperación será lenta

La economía disminuyó 5,7%, pero mejoró en la comparación mensual

La actividad pudo haber tocado piso en los últimos meses del 2018, pero aún así la recuperación será cuesta arriba. En enero, la economía cayó un 5,7% en comparación con igual mes del año pasado, pero el dato que alienta las perspectivas optimistas en el Gobierno es que frente a diciembre subió un incipiente 0,6%, según el dato que compara teniendo en cuenta el factor estacional, informó ayer el Indec en base al Emae (Estimación Mensual de Actividad Económica).

De esta manera, se encadenan dos meses seguidos de mejora frente al mes anterior, pero estos datos deben ser tenidos con cautela, ya que suelen ser modificados en los meses posteriores. Aún con cierta mejora mensual, la economía opera en niveles similares a los de finales de 2010 y principios de 2011, resaltaron desde la consultora LCG.

Matías Carugati, de Managment and Fit, analizó el detalle sectorial en la variación mensual (dato que no lo aporta el Indec) e identificó que en enero "empujaron casi todos los sectores, algunos incluso a buen ritmo". Los únicos dos que no lo hicieron fueron servicios financieros y actividad inmobiliaria.

En cambio, en la variación anual, sólo tres crecieron y tuvieron un desempeño negativo los rubros de gran incidencia, como comercio mayorista, minorista y reparaciones (-12,3%), industria (-10,2%), construcción (-7,8%), impuestos (-7,8%) e Intermediación financiera (-7,6%). "En este sentido, la baja de estos 5 sectores explica el 90% de la caída del índice. Esto contrapesó fuertemente el crecimiento del resto de los sectores nombrados en el párrafo anterior y determinó el resultado negativo del EMAE", sostuvieron desde ACM. "Se confirma en enero la caída de la actividad en términos generalizados, por octavo mes consecutivo hubo más sectores con variación negativa que positiva, lo que indica una merma generalizada de la actividad", agregaron.

Para adelante, aún cuando el dato de enero resultó positivo, cuesta confirmar que se trate de un quiebre de tendencia, reconocieron en LCG. "Parece, más bien, que la economía está alcanzando un piso. El arrastre negativo de 2,4% que dejó el 2018 será difícil de revertir. Posiblemente el 2019 termine con una caída piso de 0,5% debido a la volatilidad del tipo de cambio, las altas tasas de interés y una inflación persistente y elevada que no permite que se recompongan salarios e ingresos de jubilaciones y asignaciones que se rigen por la ley de movilidad", pronosticaron.

Coincidieron desde ACM en que si bien la recuperación del agro contribuiría con el crecimiento del PBI, "las altas tasas de interés domésticas, cercanas al 40% en términos reales, la falta de liquidez, la desaparición del crédito y la caída de salario real conjuntamente con el freno de la obra pública seguirán teniendo un mayor impacto en los indicadores de la actividad económica".

Agregaron que los indicadores adelantados como los de industria, comercio y construcción sumados a la caída generalizada de importaciones que mostraron los últimos datos de comercio exterior nos llevan a pensar que en febrero el Emae continuará exhibiendo valores negativos. Para 2019 prevén que la economía se va a contraer un 2%

Si bien en febrero se pudo haber registrado cierta continuidad con alguna mejora, en marzo, con aceleración de la inflación, devaluación y nuevo aumento de tasas e incertidumbre se podría, se podría ralentizar esta posibilidad.