Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La economía del interior se recupera por el campo, pero no alcanzó el nivel de 2011

Las zonas más beneficiadas fueron las del Centro y Cuyo. La agricultura y la ganadería creció 15% mientras que la industria lo hizo 3,8 por ciento

Empujadas, en gran medida, por el alza de la agricultura y la ganadería, las distintas regiones geográficas del país mostraron en el segundo trimestre un crecimiento interanual de 5,9%, que si bien representa una mejoría, la actividad en las provincias todavía no logra ubicarse en los niveles del 2011. De las seis zonas que componen el Producto Bruto General (PBG) Total Regiones, elaborado por la consultora Economía & Regiones, la del Centro y Cuyo son las que más crecieron, mientras el NEA y la Patagonia mostraron las peores performances.
El territorio que abarcan Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe lideró el crecimiento regional, con una suba de 8,7% respecto del segundo trimestre de 2012. La región centro, que participa con el 22,2% en el Producto Nacional y es la segunda más productiva del país, venía de una caída promedio del 0,7% el año pasado y recién a comienzos del 2013 comenzó a percibir una tenue recuperación, que tendió a consolidarse entre abril y julio.
Al ser provincias agropecuarias e industriales, ambos sectores mostraron sólidos repuntes: en el primer caso, la suba fue de 16%, mientras en el segundo, el aumento trepó a 7,8%. El incremento industrial se explica, básicamente, por la actividad automotriz y el sector de los alimentos. También la intermediación financiera aportó su cuota de empuje con un aumento de 9%.
La zona de Cuyo, conformada por San Luis, San Juan y Mendoza, creció 6,7% en el segundo trimestre del año. También en esta región la actividad agrícola-ganadera presentó una suba importante, del 34,5%, impulsada por la cosecha de oleaginosas, de cereales forrajeros y la producción de uva, que representa el 40% de la actividad primaria y creció 88% en los viñedos de las dos provincias vitivinícolas. A su vez, la actividad manufacturera creció 5,6%, especialmente la de bebidas, por la industria del vino. Según el informe, durante el segundo trimestre se elaboraron 979 millones de litros de vino, que implica un crecimiento del 20% en términos interanuales.
El transporte fue la segunda actividad que más creció en Cuyo, con un alza del 9,1%, explicada por la mayor corriente de bienes. La minería, en tanto, cayó 2,4% debido a los “menores niveles de extracción de petróleo crudo, hidrocarburo que participa con el 64% de la actividad minera de la región”, puntualiza el informe.
La región pampeana creció 5,7% en términos interanuales, luego de un primer trimestre de 0,9% y un 2012 en el que el crecimiento promedio alcanzó apenas el 1,9%.
El NOA, integrada por Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, Santiago del Estero y Tucumán, mostró un alza de su actividad económica del 4,5%, cifra a la que E&R llega a partir de un alza del 9,8% de la agricultura, ganadería, caza y silvicultura; un 2,4% en la industria; 5% en la construcción; un 7,6% de crecimiento en la intermediación financiera y una suba del 2% de la administración pública. La minería, en esta zona, también marcó una caída del 2,7%, así como también se observaron bajas del 17% en la extracción de gas natural, principalmente en Salta. Otro dato a destacar es el derrumbe de la producción de algodón –cayó 39% en el segundo trimestre–. A su vez, el sector tabacalero –relevante en las provincias de Salta, Jujuy y Tucumán– habría crecido 3% en el período analizado.
Las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones, aglomeradas en la región del NEA, crecieron 3,4% entre abril y julio. El agro sumó 2,7% debido a que la performance del cultivo de cereales forrajeros y oleaginosas compensó la merma en la producción de algodón, el tabaco, la yerba mate y las legumbres.
En el último lugar quedó la región Patagónica, que creció 2,1% en el trimestre. El principal sector en importancia es la minería, que cayó 5% por los menores volúmenes de extracción de petróleo, principalmente de Neuquén. El agro creció 5,7%,
con gran influencia de la producción de peras y manzanas. La pesca creció 32,5% y la industria, apenas 1,5%.