U$D

DOMINGO 16/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

La devaluación jugó a favor de recortar el déficit público pero elevó gastos en subsidios

En el acumulado a cinco meses, la carga de intereses subió 48% y licuó "ganancia" fiscal del ajuste del gasto. Ven factible que déficit primario termine en 2,7% del PBI

La devaluación jugó a favor de recortar el déficit público pero elevó gastos en subsidios

La devaluación en mayo ayudó a mostrar una evolución más favorable en los ingresos fiscales a través de una mejora en la recaudación de derechos de importación, pero perjudicó el ritmo de reducción de subsidios, tal como pretende el Gobierno: sólo los destinados a la energía crecieron un 47% en comparación con igual mes del año pasado. Y, para junio, se espera un impacto aún mayor por efecto del tipo de cambio.

"Los subsidios económicos se expandieron por primera vez en el año y mostraron una suba del 21% interanual. Esto se debe a un efecto sobre la baja base de comparación, el impacto de un invierno más frío, y las subas del precio internacional de la energía y del tipo de cambio", reconoció el Ministerio de Hacienda.

"Comienza a notarse el efecto de la devaluación en el gasto en subsidios, tendencia que continuará en los próximos meses invernales", sostuvieron desde ACM.

El déficit primario (sin tener en cuenta el pago de intereses de la deuda) se achicó en mayo de manera pronunciada respecto al de un año atrás y cayó un 71,3% hasta los $ 7818 millones. Este resultado es consecuencia de que los ingresos crecieron 15,5 puntos porcentuales por encima del gasto primario, recordaron en el entorno de Nicolás Dujovne.

No obstante, cuando se contabilizan el pago de intereses de la deuda pública, que subieron 16,2% interanual ($ 19.500 millones), el déficit financiero se achicó pero a un ritmo menor: disminuyó un 38% a $ 27.339 millones.

Mirá también

Crecimiento 2019: qué factores jugarán a favor y cuáles en contra

Según un informe de Ecolatina ayudarán la competitividad cambiaria heredada del 2018, la cosecha y Vaca Muerta. Pero esos elementos serán contrarrestados por el costo del financiamiento, la demora en recuperarse los salarios para apuntalar el consumo y los problemas de la inversión pública, por el ajuste fiscal y de la privada, por el encarecimiento del crédito y los cuadernos.

"En términos generales viene en línea con la meta de 2,7% del memorándum con el FMI. Tanto por la dinámica, como por dónde se está concentrando el esfuerzo por el lado del gasto", identificó Gabriel Caamaño Gómez, de Consultora Ledesma. "Pero si quieren sobre cumplir como en algún momento de dejó entrever, para que quede más cerca del 1,3% del año que viene que es electoral, tienen que apretar un poco más", agregó.

Los ingresos crecieron en mayo un 33% en comparación con igual mes del año pasado, en un escenario en el cual se mantiene el ajuste del gasto primario, que subió un 18% interanual.

Los recursos tributarios alcanzaron $ 191.238 millones con subas en IVA (49,4%), Créditos y Débitos (73,8%) y Aportes y contribuciones de la Seguridad Social (21,8%).

"La aceleración de los ingresos respondió a una mejora de los ingresos tributarios que crecieron al 30% interanual. El impacto de la devaluación sobre los impuestos vinculados al comercio exterior (como los derechos de importación, que no se coparticipan con las provincias, crecieron 73%) y el esquema de imputación del impuesto a los créditos y débitos que registró un aumento del 74% (debería tener el efecto opuesto en junio) explican esta cuestión", resaltó Melisa Sala, de LCG.

Añadió otros datos desde los ingresos: que también crecieron sensiblemente las rentas de la propiedad que refieren tanto a los intereses cobrados por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) como a otras rentas dentro de las cuales podrían incluirse ingresos por el resultado del Banco Nación, que según el Presupuesto 2018 comenzarían a transferirse al Tesoro. Entre ambos aportaron

$ 6000 millones.

Sobre el gasto primario, el ritmo de crecimiento fue similar al de meses previos, aunque se modificó la composición: en subsidios las erogaciones crecieron 21% interanual, frente a un recorte del 18% interanual promedio en los 4 meses anteriores. Sí se vio, en línea con los recortes prometidos al FMI, un ajuste en las transferencias a las provincias (29%, 44% en términos reales) y obra pública (baja 11% y 29% real).

A su vez, tanto los salarios como las jubilaciones crecieron menos que la inflación. El gasto operativo, que incluye salarios, presupuesto de Universidades y consumo de bienes y servicios, creció 19% (baja de 6% real) y el gasto social subió 24% interanual, una baja de 1% en términos reales, que "obedece al efecto de la nueva fórmula de movilidad previsional a partir de la cual, en un escenario de aceleración de la inflación, el rezago de seis meses en el ajuste de los haberes licúa inicialmente el gasto", identificó Sala.

En los primeros cinco meses del año, el rojo primario acumuló $ 49.100 millones, equivalente a 0,4% del PBI. De este modo, se redujo 44% interanual en términos nominales en comparación al período enero-mayo 2017, cuando había superado $ 87.000 millones, resaltaron desde Ecolatina.

Sobre el pago de intereses, señalaron que en los primeros cinco meses escaló casi 50% interanual al pasar de $ 76.500 millones (0,7% del PBI) a $ 113.200 millones (0,8% del PBI).

Sala agregó que esta carga de intereses generada por financiar el gradualismo fiscal subió 48% licuando la "ganancia" fiscal del ajuste del gasto. Así, en total, el resultado financiero, que fue de $ 162.300 millones en cinco meses, cayó apenas 0,8% interanual.

El FMI sumó al programa fiscal una pauta formal sobre el resultado financiero: de un déficit de 5,1% del PBI en 2018 y de 3,7% del PBI en 2019. En lo que va del año acumula un rojo de 1,2% del PBI.

Comentarios1
Clara Rescala
Clara Rescala 20/06/2018 03:34:37

Presidente !! Tiene que Echar a los Ñokisk del Estado ,le están traiciónando de adentro!!

Más notas de tu interés