U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

La devaluación comienza a hacer su tarea: esperan fuerte caída del déficit externo

La depreciación, que en términos reales ya supera el 50% en lo que va del año, permitirá reducir el déficit de cuenta corriente externo de la mano del recorte de las importaciones, servicios de turismo y giro de utilidades y dividendos.

La devaluación comienza a hacer su tarea: esperan fuerte caída del déficit externo

El mercado está haciendo el ajuste que no hizo la política: con el salto que pegó el tipo de cambio, la depreciación en términos reales ya supera el 50% en lo que va del año y permitirá reducir el déficit de cuenta corriente externo de la mano del recorte de las importaciones, servicios de turismo y giro de utilidades y dividendos. Un ajuste que se concentra en pocos meses del año.

Es necesario observar dónde se estabilizará el tipo de cambio: si los precios se van comiendo parte de la devaluación y si convence al mercado el nuevo programa financiero. Porque busca que el déficit de cuenta corriente se reduzca desde el 4,9% del PBI en 2018 o u$s 30.792 millones, que había trepado al doble del monto de 2016.

En lo que va del año, el tipo de cambio real multilateral se depreció un 55%, según estimó la consultora Eco Go, porque la recesión no permite el traslado pleno de la devaluación a los precios.

>

En este nivel de dólar, EcoGo espera que el rojo de cuenta corriente baje a la zona de u$s 20 mil millones, un 4% del PBI.

"Está incorporado el primer cuatrimestre donde las importaciones y el turismo venían creciendo fuertemente. El ajuste en estos meses es muy fuerte. Había empezado en mayo, y a partir de agosto y septiembre se va a profundizar. Con un tipo de cambio alto, tasas de interés elevados y un ajuste fiscal más profundo, la actividad va a seguir cayendo y eso tendrá un impacto positivo sobre la cuenta corriente", dijo Martín Vauthier, director asociado.

Para 2019, EcoGo espera que el rojo de cuenta corriente caiga a entre u$s 15 a 18 mil millones, la mitad de 2017. Un 3,8% del PBI, en un año en que también el producto caerá fuertemente en moneda dura.

"Con este tipo de cambio real se vuelve a niveles del primer y segundo trimestre de 2006, cuando había una cuenta corriente superavitaria en base caja", agregó Fernando Baer, economista Jefe de Quantum.

Lla depreciación en términos reales ya supera el 50% en lo que va del año y permitirá reducir el déficit de cuenta corriente externo de la mano del recorte de las importaciones, servicios de turismo y giro de utilidades y dividendos.

El especialista espera que este año el déficit de cuenta corriente quede por debajo del 3% del PBI, y que en 2019 caiga en términos nominales.

"Porque habrá una recesión, una caída del salario real y el traspaso a precios de la devaluación será menor y eso da holgura en términos reales", analizó. Y añadió: "Se empezó a recorrer el camino para que la cuenta corriente se autofinancie, en principio, con menos importaciones y, cuanto más dinámicas, con exportaciones netas".

Pero Baer estimó que el rojo de cuenta corriente podría mantenerse en términos del PBI en 2019. "Si la economía empieza a crecer, habrá más importaciones. Depende de cuánto se pueda exportar y de la cosecha", aseveró.

Se entiende que las exportaciones tardarán en reaccionar, no sólo porque la economía real demora en adaptarse a las nuevas variables financieras, sino porque dos tercios de las ventas provienen de commodities con precio y demanda dada por el exterior y un tercio está influenciado por el comercio de autos con Brasil, regulado por el Mercosur.

Jorge Neyro, economista de ACM, estimó un déficit de cuenta corriente de u$s 21 mil millones este año. "En porcentaje del PBI puede no ajustar, porque el PBI en dólares se está reduciendo fuertemente", explicó, al considerar el crecimiento del déficit en el primer trimestre a u$s 9623 millones, el rojo comercial acumulado a julio y la inflexibilidad de los pagos de intereses y giros de dividendos.

"Nos estamos aproximando a una cuenta corriente del 2,8% del PBI en 2019, de unos u$s 10 mil millones", agregó, y señaló el PBI en dólares se reducirá a u$s 400 mil millones el año próximo.

Para Eric Ritondale, economista de Econviews, el déficit de cuenta corriente se reducirá a u$s 22 mil millones este año (4,9% del PBI) y a u$s 7 mil millones en 2019 (1,8%), debido a "la suba del tipo de cambio real y el mayor ajuste del gasto público esperado", que impactará en un menor gasto en servicios de turismo, menos importaciones de bienes de consumo y algo más de exportaciones de servicios.

"Ya se va a empezar a ver desde septiembre en adelante", previó. Y agregó: "En 2019 ayudará, además, un aumento de las exportaciones agropecuarias de u$s 11 mil millones, gracias a la mejora en el clima".

Igualmente, la preocupación persiste en cómo se financiará este rojo externo, que dependerá de cómo evolucione el tipo de cambio, de la formación de activos externos y de cómo digiere el mercado el nuevo programa financiero y el renegociado acuerdo con el FMI.