Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La deuda externa creció en el segundo trimestre y llegó a u$s 188.266 millones

Del informe de Balanza de pagos también surgió que la cuenta corriente registró un déficit de u$s 2679 millones y, la de capital reportó un ingreso neto por u$s 3871 millones

La balanza de pagos la elabora el Indec de Jorge Todesca

La balanza de pagos la elabora el Indec de Jorge Todesca

La deuda externa bruta alcanzó a fines de junio los u$s 188.266 millones. Este número representa el total de obligaciones del sector público y el privado que están en manos de no residentes, según surge del informe de Balanza de pagos elaborado por el Indec difundido ayer.

En este documento, que ahora no presenta los números de los trimestres anteriores (antes sí lo hacía), el organismo dirigido por Jorge Todesca recomienda no comparar el dato con la deuda externa anterior "ya que en el pasado no se consideraba como deuda externa a los pasivos que no habían ingresado a los canjes de los años 2005 y 2010 (holdouts), mientras que en el presente informe esos pasivos han sido incluidos".
El número al primer trimestre era de u$s 163.236 millones. Sin embargo, desde el Indec sostienen que "a los fines exclusivamente comparativos, una estimación preliminar del stock de deuda del primer trimestre de 2016 arroja un valor de u$s 184,3 millones, incluyendo el devengamiento de la deuda en cesación de pagos". De una u otra manera, la deuda creció.

De todos modos, una aproximación para saber cuánto fue el incremento de la deuda por emisiones del Estado (tanto nacional como provinciales) surge de restar a los u$s 121.229 millones que corresponden al sector público no financiero y Banco Central, los u$s 5065 del neto de la cuenta financiera para el Gobierno Nacional; los u$s 3422 de los Gobierno locales; y los u$s 47 del Banco Central. Esto arroja un total de u$s 112.675 millones, a marzo de este año. Así, la deuda del sector público creció un 7,6% en un trimestre.

Del informe de ayer también surge que la cuenta corriente mostró un déficit de u$s 2679 millones. Este rojo es explicado casi en su totalidad por la cuenta rentas (por u$s 2.662 millones). A esto se suman u$s 54 millones a egresos netos por transferencias corrientes, en tanto que la balanza comercial de bienes y servicios presentó un saldo favorable de u$s 36 millones.

Dentro de los servicios, un punto importante fue la cuenta "viajes", impulsado por el incremento de 16% en el número de turistas argentinos que viajaron al exterior en el segundo trimestre.
A su vez, la cuenta financiera arrojó un ingreso neto de capitales por u$s 3871 millones en el segundo trimestre. Dentro de este total, por el sector público no financiero registró entraron al país u$s 8.485 millones. "Este resultado se explica por la colocación de títulos públicos, u$s 16.400 millones, en el marco de los acuerdos con los tenedores de deuda en litigio que implicaron pagos por todo concepto por u$s 9300 millones", detalla el Indec.

Agrega que se amortizaron u$s 1411 millones con el Club de París, en tanto los gobiernos provinciales colocaron títulos de deuda en los mercados internacionales por u$s 3500 millones. Las provincias que accedieron a los mercados de capitales externos entre abril y junio fueron Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Neuquén y Chubut.

"La Argentina va camino a tener un déficit de cuenta corriente crónico", sostuvo Martín Polo, de Analytica. En ese sentido, detalló que por un lado, el saldo de balanza comercial es cada vez más negativo. A este factor se suman la aspiración de tener más empresas que inviertan en la Argentina, que luego van a generar utilidades que también jugarán en contra en la balanza con el resto del mundo.

"No es un escenario malo de por sí; implica que el resto del mundo te está financiando. Hay que hacer los deberes para captar financiamiento de mejor calidad a tasas más bajas", agregó. "En el mediano plazo deberían empezar a registrarse exportaciones de las empresas extranjeras que invirtieron", sostuvo.