Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La demanda de combustibles cayó a niveles de 2012

La demanda de combustibles cayó a niveles de 2012

El consumo de combustible alcanzó el año pasado los niveles mínimos registrados desde 2012, con un descenso provocado por la suba en el precio de las naftas y la fuerte caída de la actividad petrolera, aseguró ayer la federación de empresarios del sector.

En 2016 el consumo de combustible cayó 2,6%, lo que representó el primer año de caída de ventas de YPF desde su estatización, cuatro años antes.

"Uno de los factores centrales de este descenso hay que buscarlo en la caída de los niveles de venta del gasoil, que registró uno de los volúmenes más bajos de los últimos años", apuntó la dirigente de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra), Rosario Sica.

La entidad cita datos publicados por el Ministerio de Energía y Minería según los cuales durante el año pasado se vendieron 406.810 metros cúbicos (m3) menos de combustibles que durante 2015, lo cual marcó uno de los niveles más bajos del último lustro.

"Los registros marcan prácticamente un retorno a los niveles de consumo de 2014, el punto mínimo desde 2012", sostuvo Fecra.

El total de las ventas, representadas por gasoil grado 2 y 3 y de las naftas súper y Premium, los más demandados en Argentina, totalizaron el año pasado 15,4 millones de m3, frente a los 15,8 millones de m3 registrados en 2015.

Sica remarcó que las razones de este comportamiento hay que buscarlas en la economía real y las políticas del Gobierno en materia de tarifas.

"El fuerte aumento en el precio de los combustibles y el saldo negativo en cuanto al desempeño de la economía en 2016 impactó de lleno en los niveles de comercialización que tenemos los estacioneros de todo el país", sostuvo la dirigente de Fecra.

En la discriminación por segmento, los combustibles diesel (gasoil grado 2 y grado 3), consumidos principalmente en el agro, transporte e industria, experimentaron en 2016 un retroceso de 6,5% con respecto a 2015.

Para el gasoil grado 2 o "común", que suele ser utilizado principalmente por los transportistas camioneros, la caída fue de casi 10%, ya que en 2016 el consumo fue de 5,3 millones de m3, versus 5,9 millones m3 en 2015.

"Por el aumento de costos, numerosas familias en todo el país han dejado de utilizar el auto como medio de transporte habitual", enfatizó Sica.