Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La construcción volvió a caer con fuerza en febrero

La construcción volvió a caer con fuerza en febrero

Desde que el Gobierno asumió, en diciembre de 2015, eligió al sector de la construcción como uno de los motores del crecimiento económico. Sin embargo, pasados quince meses el sector no logró tener uno solo con números positivos.

Ayer se conoció el informe de Indicadores de Coyuntura de la Actividad de la Construcción (ISAC) que publica mensualmente el Indec y nuevamente la actividad de la construcción mostró números negativos: descendió 3,4% interanual en febrero y acumula en el primer bimestre del año una contracción de 2,9%.

Además, según el ISAC, los permisos de obras privadas en los 41 municipios más representativos del país mostraron una caída del 23,5% interanual.

Así, la contracción de la industria del primer bimestre del año, repercutió en enero último, con una caída del 0,1% en el nivel de empleo.

No obstante, en el primer mes del año respecto de diciembre último los puestos de trabajos registrados en la industria mostraron una suba del 0,9%, que significo la creación de alrededor de 4000 puestos de trabajo.

La nueva contracción de las actividad llega en la previa en la que el Gobierno anuncie una mesa para el sector de la Construcción similar a la que ya presentó con el automotriz y Vaca Muerta en donde acuerdan sindicatos, Gobierno y empresarios.

Mientras en el Ministerio de Transporte e Interior y Obras Públicas apuran las licitaciones y operaciones bajo el sistema de participación Público-Privada, en la mesa de Construcción, que esperan lanzar la semana próxima se buscaría acordar una baja de la carga impositiva para la construcción de vivienda. Y se lo anunciaría con el plan para construir 100.000 viviendas privadas en un año para sectores que no superen los ocho salarios mínimos vitales y móviles. Si se acuerda, la rebaja impositiva para estimular al sector podría durar hasta el final del mandato del presidente Mauricio Macri.