Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La construcción se desplomó 23% en julio y ya se perdieron 72.000 empleos en el sector

Un 30% de las compañías que trabaja con el Estado prevén contratar personal. La crisis tiene sus principales causas en el freno de la obra pública y en la recesión

El sector no repunta y marcó en julio su segunda caída más fuerte del año

El sector no repunta y marcó en julio su segunda caída más fuerte del año

La actividad de la construcción mostró en julio una caída interanual del 23,1%, la segunda retracción más importante del año, informó ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

En los primeros siete meses del año, la baja en este sector trepó al 14,1%, según las cifras del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), que difundió ayer el organismo oficial.
Si no se tiene en cuenta la contracción del 24,1% de abril pasado, el indicador de julio es el más bajo de los últimos 14 años, cuando en agosto de 2002 la actividad reflejó una contracción del 26,7%.

Sin embargo, esto está bastante atado al parate de la obra pública que estableció el Gobierno a raíz de la necesidad de hacer auditorías en los distintos sectores y ponerse al día con pagos a proveedores.

Según Camilo Tiscornia, economista de CIT Asesores Económicos, esto se irá revirtiendo en el corto plazo, ya que en julio se licitaron 168 proyectos de obra pública y los montos licitados fueron de $ 26.000 millones, los mayores desde que asumió el Gobierno, aunque venían creciendo desde marzo y abril.

"Como esto viene pasando desde hace unos meses, en algún momento disparará los índices de aumento de la construcción", opinó Tiscornia.

Con relación a los puestos de trabajo en el sector, el Indec publicó datos a junio e informó que existían 386.289 empleos registrados, lo que significa una caída de 15,7% frente a junio de 2015. Esto significa la pérdida de 72.144 puestos de trabajo.

Para el período agosto/octubre y alentados por una posible reactivación de la obra pública, casi el 30% de las firmas orientadas a ese sector estiman que tomarán personal, pero en el segmento de obras privadas apenas el 12,5% de las firmas consultadas considera aumentar su plantilla.
Los pedido de permisos de construcción en los 41 municipios más representativos del país bajaron en julio pasado un 18% en forma interanual.

Un 29,2% de los empresarios de la construcción que se dedican a obras privadas estimaron que el nivel de la actividad seguirá bajando en el próximo trimestre, mientras que entre los que se dedican a obras públicas, solamente un 2,2% espera una baja.

El 51% de las compañías que trabajan con el Estado consideraron que el nivel de actividad aumentará entre agosto y octubre, previendo un aumento de las obras pública, mientras que en el sector privado esa estimación llega al 33,3%, de acuerdo con la encuesta cualitativa del Indec.
Los datos del consumo de los insumos para la construcción en julio último registran en relación a igual mes del año anterior, bajas de 41,5% en resto de insumos (incluye vidrio para construcción y tubos de acero sin costura) y del 31,4% en hierro redondo para hormigón.

También se contrajo en ese mes en 25,9% la utilización de asfalto, 20,7% la de cemento, 20,6% en ladrillos, 19,9% en pinturas, 19,8% en artículos sanitarios de cerámica, 17% en placas de yeso y 9,6% en pisos y revestimientos cerámicos.