Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La construcción perdió en el primer trimestre 30.000 empleos formales, el peor registro desde 2009

Así, la baja interanual acumulada en ese período fue de 7,3%, señaló hoy el informe de coyuntura del Instituto de Estadísticas y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric). 

La construcción perdió en el primer trimestre 30.000 empleos formales, el peor registro desde 2009

El empleo formal en el sector de la construcción cayó 9,8% en marzo respecto del mismo mes de 2015, y la baja interanual acumulada durante el primer trimestre fue de 7,3%, es decir, unos 30 mil trabajadores, señaló hoy el informe de coyuntura del Instituto de Estadísticas y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric).

“Es necesario remontarse al año 2009, período en el que se verificara el impacto más agudo de la crisis internacional, para encontrar tasas de contracción similares‘, advirtió el ente público no estatal, constituido por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) y la Unión Obrera de la Construcción (Uocra).

Las estadísticas del informe que elaboran entre la Cámara de la Construcción y la UOCRA solo comprenden el trabajo registrado, en blanco. El problema de la pérdida de puestos se supone, entonces, ostensiblemente mayor si se tiene en cuenta que el sector de la construcción es uno de los rubros donde se registra mayor grado de trabajo en negro, en el orden del 45%, según denuncia el Sindicato Argentino de la Construcción (Sitraic), alternativo a la UOCRA. Según el gremio que dirige Víctor Grossi la pérdida de puestos desde comienzos de año estaría en el orden de los 120.000.

La caída en la ocupación sectorial se verificó pese a que el indicador se mantuvo prácticamente estable en marzo, por segundo mes consecutivo: los casi 369 mil puestos de trabajo registrados ese mes se situaron  0,2% por debajo del nivel correspondiente a febrero.

Esta evolución estable, sin embargo, ‘es atípica para un mes de marzo y se tradujo en una marcada aceleración de la caída en términos interanuales”, evaluó el Ieric. 

El indicador de empleo promedio se ubicó en un nivel de 12,7 puestos de trabajo por empresa constructora, lo que representó una baja de 0,3% en relación con febrero. Según el Ieric, “la disminución del tamaño promedio de las firmas constructoras viene siendo el principal factor explicativo del proceso de reducción de la ocupación sectorial”.

La cantidad de trabajadores registrados en firmas con 500 o más empleados disminuyó 23,6% en marzo, respecto de igual mes de 2015. Los menores niveles de ocupación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el territorio bonaerense, explica el informe, continúan siendo ‘el factor de mayor influencia negativa para la evolución general del empleo sectorial, ya que ambos distritos explican el 40% de la reducción bruta de puestos de trabajo en el país‘.

El sector de la construcción en los dos mayores distritos del país cerró el primer trimestre con mermas en el empleo de 8,2% y 7,7% interanual, respectivamente.

Las mayores caídas en la ocupación sectorial durante marzo se registraron en La Rioja (37,3% interanual), Santa Cruz (32,7%), Catamarca (32,3%), San Luis (29,3%) y Chaco (27,3%). Esos retrocesos se compensaron parcialmente con las subas del empleo en la actividad en La Pampa (30,9%), Corrientes (20,9%) y Córdoba (5,2%).  

Para el período enero-marzo, las caídas más pronunciadas de empleos en la construcción, en relación con el cuarto trimestre  de 2015, se observaron en el Noreste (-25,2%) y en Cuyo (-13,2%). En la región Centro, Entre Ríos sufrIó el mayor impacto, ya que pasó de un crecimiento de 2,3% interanual en el último trimestre de 2015 a una contracción del empleo de 18,1% en el primero de 2016.