La construcción, el sector al que apuntará el plan pospandemia de Larreta para la Ciudad

La Legislatura tratará la próxima semana un proyecto con beneficios fiscales para este sector. Es uno de los puntales en los que se apoya el proyecto que los ministros de Rodríguez Larreta ya comentan ante las cámaras empresarias.

Con la perspectiva de un descenso de la cantidad de nuevos contagios y el comercio y la industria local reactivada casi al 100%, la Ciudad de Buenos Aires dará el primer paso con el objetivo de apuntalar la economía local en la postpandemia. El próximo lunes la Legislatura porteña tratará en la comisión de Presupuesto un proyecto de ley para otorgar beneficios fiscales al rubro de la construcción, de los más golpeados durante la pandemia y de los pocos que aún no pueden reactivar por completo su trabajo por prevención.

La construcción se ha habilitado de manera parcial en la ciudad. Por ahora, solo se autorizan trabajos de demolición o excavación en obras. Las restricciones se mantienen por el alto número de trabajadores que moviliza, unos 270.000.

En los considerandos del proyecto presentado por el vicepresidente 1° de la Legislatura se apunta que, de acuerdo al INDEC, el indicador de la actividad de la construcción mostró en los primeros seis meses de 2020 una caída de 37,8% en la ciudad respecto al mismo periodo de 2019. En tanto, entre enero y mayo se perdieron en comparación con el año pasado 21,2% de los puestos registrados, según cifras oficiales.

Horacio Rodríguez Larreta tiene definido descongelar más restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus a partir del 30 de agosto, cuando finalice la actual prórroga de la cuarentena. Si se mantienen el descenso del número de nuevos casos, a partir de la semana que viene las autoridades sanitarias formalizarían el hecho de que comenzó a descender la curva de contagios. De este modo, la Ciudad tendría despejado el camino para comenzar con su plan de reactivación económica.

Según pudo saber El Cronista, en las últimas semanas algunos ministros comenzaron a contar en distintas reuniones con cámaras empresarias cuáles son los planes para la recuperación. La construcción es uno de los sectores que buscan apuntalar para que funcione como motor de la reactivación. En el mismo nivel de prioridades aparecen las industrias verdes, la logística, las empresas tecnológicas – a partir de repensar algunas cuestiones del Distrito Tecnológico – y la gastronomía. Este último sector ya tiene su proyecto de ley ingresado en la Legislatura, y a tratarse en tándem con el de construcción, para eximir a bares y restaurantes del pago de Ingresos Brutos entre septiembre de 2020 y febrero de 2021.

El proyecto de ley vinculado a la construcción prevé exenciones para el Derecho para el Desarrollo Urbano y el Hábitat Sustentable para las obras que inicien y obtengan el Permiso de Obra entre el 1 de septiembre de 20202 y el 31 de agosto de 2021, y que inicien su ejecución hasta el 31 de diciembre de 2021.

Además, estipula un diferimiento en el pago del Derecho de Delineación y Construcción y en el gravamen por la Generación de Residuos Áridos y afines no reutilizables de 12 meses contados a partir de la fecha de obtención del permiso; o un descuento por única vez del 20% por el pago por adelantado al momento de iniciar la solicitud del permiso para las obras que lo inicien y lo  obtengan entre el 1 de septiembre de 2020 y el 31 de agosto de 2021.

El objetivo del bloque Vamos Juntos es que se aborde en la sesión convocada para el jueves 27 de agosto, aunque dependerá de que consigan el respaldo del resto de los bloques para tratarlo sobre tablas, ya que no cumpliría con los tiempos mínimos de tratamiento parlamentario.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios