La conducción de la CGT almorzó a solas con Lavagna

Con la preocupación por la complicada situación económica como telón de fondo y la marcha de algunos movimientos de cara al año electoral, un grupo de dirigentes de la primera línea de la CGT almorzó ayer a solas con el ex ministro de Economía y referente del Frente Renovador Rodolfo Lavagna en la sede del sindicato de Gastronómicos, que lidera Luis Barrionuevo. La caída de la actividad y su impacto sobre el empleo, el deterioro de los ingresos de trabajadores y sectores más vulnerables por efecto de la inflación y las derivaciones del acuerdo del Gobierno con el FMI constituyeron los ejes de la charla reservada, que se extendió por casi dos horas, según confiaron fuentes sindicales.

Justamente sobre la negociación con el FMI, los voceros indicaron que Lavagna planteó durante el almuerzo que el futuro gobierno se verá obligado a revisar algunos de los ejes del acuerdo firmado por la administración de Mauricio Macri. También durante el encuentro sobrevoló el análisis de cara a las próximas elecciones, pero el ex ministro evitó cualquier pronunciamiento sobre la posibilidad de asumir una candidatura.

Además de Barrionuevo, del almuerzo participaron Gerardo Martínez (Uocra), Andrés Rodríguez (UPCN), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Armando Cavalieri (Comercio), Omar Maturano (La Fraternidad) y Roberto Fernández (UTA).