Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La comitiva de Hollande: de Trezeguet a exiliados en París

Cuentan que Osvaldo Soriano llamaba a la redacción de Clarín desde su exilio en París para escuchar por teléfono los partidos de San Lorenzo. Su único cuento para niños, ‘El negro de París’, narra la historia de un chico que tiene que adaptarse a esa situación en los 70. Con dibujos de Miguel Rep, el libro es leído en las escuelas de Capital. A un mes de cumplirse 40 años del último y más cruento golpe de Estado en la Argentina, el presidente francés Francois Hollande llega hoy al país previo paso por Perú y antes de partir a Uruguay con una comitiva integrada no sólo por un nutrido grupo de empresarios (que por la tarde tendrán una reunión en el Four Seasons). Lo acompañan algunos de quienes tuvieron que irse después de aquel 24 de marzo de 1976 y que son hoy figuras destacadas y queridas en Francia.

Vienen a Buenos Aires el futbolista David Trezeguet, campeón del mundo en 1998. Francés pero hijo de argentinos jugó para la selección francesa y hoy es allá y acá una gran figura. La delegación está integrada además por el ex rugbier Omar Hasan, devenido en cantante lírico y el ex jugador del PSG Omar Da Fonseca; el reconocido chef Mauro Colagreco, el actor y director Alfredo Arias y la primera bailarina de la Ópera nacional de París Ludmila Pagliero (nacida en Buenos Aires en 1983).

Con varios cuadernos de viaje para escribir sobre esta gira, se sumó a la comitiva la exquisita escritora argentina Laura Alcoba que en tres novelas (‘La casa de los conejos’, ‘Los pasajeros del Anna C’ y ‘El azul de las abejas’) habla de su propia historia de exilio tan parecida a la del niño de Soriano. Le costó de chica adaptarse y animarse a hablar en francés, exiliada junto a su madre en París mientras su padre quedaba detenido en Argentina. Estudió Letras y sólo escribe en francés por lo que sus libros son traducidos por Leopoldo Brizuela para ser publicados aquí. Alcoba sabe de comitivas. Acompañó también a la delegación de Cristina Fernández de Kirchner en la Feria del Libro del Frankfurt en el año 2010 y representó en distintos eventos a nuestro país en estos últimos años, además de recorrer Francia y otros países con sus novelas traducidas a una docena de idiomas. Hay un dato más sobre ella que la hace volver conmovida, según ha expresado vía internet: de niña vivió con su mamá en forma semiclandestina en la casa de la calle 30 de La Plata de donde se llevaron a Clara Anahí Mariani Teruggi cuya abuela, Chicha, fue luego una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo. Por su visita y la de otros argentinos que encontraron cobijo en Francia, es que el gobierno de Mauricio Macri y la Secretaría a cargo de Claudio Avruj organizaron para mañana una visita al Parque de la Memoria donde se homenajeará a las víctimas francesas. La cita (otra manera de acercarse a un tema conflictivo para el macrismo) será a las 8.15 frente al Río de la Plata, hacia donde ‘mira’ el monumento con los nombres de desaparecidos, probablemente muchos de ellos arrojados a esas mismas aguas desde la altura de los ‘vuelos de la muerte’. Junto a Hollande y su comitiva estarán el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y, entre otros, Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas que ayer fue finalmente recibida por Mauricio Macri en la residencia de Olivos. Los dos acercaron posiciones, más allá de sus diferencias, a 40 años del golpe.

Ese monumento fue inaugurado en el año 2007 aunque la idea y el proceso de aprobación y construcción comenzó diez años antes y contó con la tarea conjunta de varios organismos de derechos humanos, legisladores y varios gobiernos.


Une a Argentina con Francia una larga historia. Aunque los militares ‘exportaron’ técnicas represivas utilizadas en la guerra contra Argelia y actuaron persiguiendo a exiliados en Europa, Francia reclamó por sus desaparecidos (como las monjas Léonie Duquet y Alice Domon), recibió denuncias, cobijó a los que debieron huir de la represión y se hizo eco de los organismos. "Merci" (gracias) escribió ayer Alcoba por haber sido acogida en la tierra del poeta Victor Hugo.