Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La causa por la venta de dólar futuro preocupa cada vez más a Cristina

El magistrado le apuntó ayer como autora de la decisión política que derivó en la medida del BCRA. Puede presentar un escrito, pero deberá asistir a los tribunales de Comodoro Py

La ex presidenta de la Nación, en una de sus últimas apariciones públicas

La ex presidenta de la Nación, en una de sus últimas apariciones públicas

En los tribunales de Comodoro Py, la causa iniciada contra funcionarios del kirchnerismo por venta de dólar futuro está dimensionada como "chica", en comparación con otros expedientes que involucran a hombres con pasado en la gestión "K". Sin embargo, será el caso estrella de abril en la Justicia, con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner declarando como acusada ante el juez federal Claudio Bonadio el miércoles 13. Y, más allá de los pronósticos, promete consecuencias de peso para los imputados en el mediano plazo.


Si bien no fue oficializado desde su entorno y todavía no está claro quién la asesorará legalmente, se presume que Cristina se presentará el 13 y declarará, por escrito o de manera verbal. Hebe de Bonafini, la titular de Madres de Plaza de Mayo, adelantó ayer que liderará una marcha a los tribunales (ver aparte) en apoyo a la ex mandataria.


En el entorno de Cristina creen en la posibilidad de que la denuncia sobre las operaciones de dólar futuro no compromete a la ex presidenta. "Es ridícula la presentación, oportunista. Las decisiones que se tomaron al respecto fueron parte de la política monetaria de cualquier Gobierno. No se la puede juzgar por eso", aseguran, aunque se resignan al saber que el juez que está al frente del caso es Claudio Bonadio. "Mientras el expediente lo tramite él, a menos que interceda la Cámara Federal, los acusados seguramente terminarán siendo procesados", vaticinan cerca de CFK. Sí creen que puede resultar mucho más compleja, de avanzar en el juzgado de Daniel Rafecas, la investigación por la causa Hotesur que involucra a la ex Presidenta y a su hijo Máximo.


Bonadio, que ayer comenzó con las primeras indagatorias en el caso, describió la operatoria como generadora de una "pérdida de más de $ 77.000 millones al Banco Central". Se les reprocha a los acusados el "incumplimiento de los deberes de funcionario público", y se les adjudica a Cristina y al ex ministro de Economía Axel Kicillof haber tomado la "decisión política" de la venta de dólares de la reserva federal a un precio inferior al que cotizaba en el entonces existente "mercado blue".


La operatoria, explicada en su momento como una forma de contener la presión hacia la divisa estadounidense en el final del kirchnerismo, "excedía la capacidad de decisión burocrática de los directivos" del Banco Central, según sostuvo Bonadio. "No pudo concretarse sin contar con la decisión expresa de las máximas autoridades del Ministerio de Economía y del Poder Ejecutivo Nacional, ya que esta operación financiera carecía de toda razonabilidad económica", opinó el juez.

Los ex directivos del BCRA comenzaron a declarar esta semana en audiencias que seguirán todos los días a las 10 y cuando concluyan será el turno de Kicillof, el 12, y de la ex presidenta, el 13. Con las indagatorias comenzó el trámite de lectura de la acusación concreta en la causa a cada uno de los imputados, citados el 26 de febrero por Bonadio, quien dio curso a una denuncia de los legisladores Federico Pinedo y Mario Negri.