Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La calificadora de riesgo Moody’s elevó la nota de la deuda argentina

La agencia colocó la nota en “B3”, tras el fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que da luz verde al pago a los buitres. Sostienen que la posibilidad de que el país realice los pagos aumentó significativamente.

La calificadora de riesgo Moody’s elevó la nota de la deuda argentina

La agencia de calificación Moody’s mejoró a la capacidad crediticia de la Argentina del standard Caa1 al superior B3, al destacar la expectativa de que el país resuelva su contienda con los holdouts y pueda retornar a los mercados internacionales de capital.

La comunicación de Moody’s señaló la decisión de “elevar la calificación de emisor de la Argentina de B3 desde Caa1”, en tanto que ‘la calificación de la legislación extranjera de Argentina y obligaciones en moneda extranjera legislación local reestructurados también se actualiza a B3 desde Caa2”.

“Nuestra expectativa es que Argentina va a resolver los reclamos de los holdouts que permitirán levantar las restricciones judiciales y despejar el camino para la Argentina para acceder a los mercados internacionales de capital”, analizó Moody’s al comunicar la nueva calificación crediticia.

En el informe difundido a través de su página web, la calificadora resaltó que “la probabilidad de que Argentina realice sus pagos a los tenedores de bonos reestructurados aumentó significativamente después del fallo del 13 de abril de la Corte” de Apelaciones de Nueva York.

Moody’s también valoró “las mejoras en las políticas económicas desde que la administración (del presidente Mauricio) Macri asumió el cargo en diciembre pasado”, al reseñar que “el nuevo gobierno levantó los controles de capital y dejó que el peso flote más libremente, redujo los subsidios de energía y transporte, y comenzó comenzado a abordar los desequilibrios macroeconómicos”.

La calificadora había anticipado a comienzos de febrero la perspectiva de otorgar en el corto plazo el upgrade a los bonos argentinos, y entendió que en las metas de mediano plazo para que la deuda acceda a calificación ’B’ deberá darse “una reducción del déficit fiscal y en la inflación”.

En tanto, a largo plazo, Moody’s consideró necesario “mejorar la calidad institucional y la previsibilidad: después de más de una década de debilidad institucional y falta de previsibilidad en política económica” y estimó “crucial asegurar las políticas de crédito positivas para que las mejoras no sean fácilmente reversibles en períodos de transición como las elecciones presidenciales de 2019”.

En ese sentido, apuntó que las mejoras deben incluir estadísticas creíbles, restaurar la capacidad antiinflacionaria del Banco Central, terminar con el alto déficit fiscal con financiamiento del Banco Central y dar muestras de una continuidad que sustenten los logros económicos.