Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La UIA visitó a Cabrera y alertó por Brasil y proveedores chinos

Preocupa a la industria los excedentes que puedan llegar de Brasil y China a precios bajos. Fuerte inquietud de Techint por ingreso de tubos chinos para gasoducto cordobés

Con una fuerte preocupación por la situación económica de Brasil y China y el impacto que tendrá sobre la industria argentina en un año que no será fácil para la economía, varios miembros del comité ejecutivo de la UIA se reunieron con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, para pedirle una firme defensa de los productos nacionales y una revisión de los contratos con el gigante asiático. También le trasladaron la inquietud por el ajuste tarifario, que golpeará fuerte a muchas empresas, y le adelantaron que la entidad está trabajando en un proyecto para atenuar este impacto.
Además, aprovecharon para invitarlo personalmente a almorzar con el comité en las próximas semanas, evento que terminará de definirse mañana en el encuentro de junta directiva de la central.
Participaron de la reunión con Cabrera, que se efectuó el pasado jueves, el presidente de la UIA, Adrián Kaufmann; los vicepresidentes Luis Betnaza (Techint), Cristiano Rattazzi (Fiat) y Daniel Funes de Rioja (Copal); el secretario Juan Carlos Sacco, y el director ejecutivo Diego Coatz. Fuentes empresarias explicaron que se le llevó un diagnóstico de la situación y que los contextos económicos de Brasil y de China, con sus economías en crisis, no auspician un buen escenario para la Argentina.
Con respecto a China, no sólo preocupan los saldos que puedan colocar en la Argentina a precios irrisorios producto de la caída en la demanda global, sino también los proveedores chinos que lleguen al país para participar de inversiones locales. Los acuerdos firmados entre los gobiernos de China y de Cristina Fernández habilitaron a que empresas que participen de proyectos en el país con financiamiento chino se nutran de insumos del país asiático, lo que preocupa mucho a la industria local. Incluso, la siderúrgica Techint está en pugna con el gobierno de Córdoba por la iniciativa del gasoducto de esa provincia y lo transmite en cuanta reunión con las autoridades tiene; aunque puntualmente en el encuentro del jueves pasado Betnaza evitó mencionar el tema para no mezclarlo con el interés general de la UIA.
Concretamente, el gobierno de Juan Schiaretti, convocó a una licitación y la obra fue adjudicada a tres consorcios, dos de los cuales están integrados por empresas chinas: Electroingeniería y China Petroleum Pipeline; Iecsa y China Communications Construction Company, y Odebrecht. La inquietud del grupo que dirige Paolo Rocca es que las compañías chinas le están comprando los tubos con costura requeridos para el gasoducto a proveedores de su país, y Techint tiene a SIAT (la empresa del grupo dedicada a ese negocio) con esquema de suspensiones de personal. Actualmente, produce para el Gasoducto del Nordeste (GNEA), pero termina en pocos meses y la firma volverá a una situación complicada.
Directivos de Techint le explicaron al Gobierno que esos tubos ingresarán en condiciones de dumping por el bajo nivel de precios, ya que así lo están haciendo en varios países en los últimos meses y fuentes del holding dijeron que "las autoridades nacionales están siendo muy receptivas al respecto".
Con respecto a Brasil, la preocupación también radica en los saldos exportables, ya que el consumo interno del vecino país se está desplomando. Cabrera se reunirá el lunes 28 con su par brasileño, Armando Monteiro, para darle un nuevo impulso a la comisión de revisión del comercio bilateral y la apuesta argentina será negociar mayores exportaciones. Estrenará cargo el designado embajador en Brasil, Carlos Magariños, quien llegará con un ambicioso plan para reforzar el vínculo entre ambos países. De todos modos, será difícil aumentar las ventas debido al actual contexto. "Habrá un trabajo conjunto del tema Brasil con la canciller Susana Malcorra y nuestro interés es que Macri vaya al G20 con un discurso industrialista", aseveró un miembro del comité ejecutivo de la UIA.