La UIA llama a buscar consensos para salir de una economía paralizada

El próximo 2 de septiembre la Unión Industrial Argentina presentará sus propuestas para el sector productivo. Pero en lo inmediato reina una honda preocupación por la coyuntura entre los industriales

La reunión estaba programada con anticipación pero el tembladeral que sacudió al mercado cambiario el lunes, que a la vez puso en jaque a todas las variables de la economía, logró acercar ayer por la tarde a la tradicional casa de Avenida de Mayo, a la mayoría de los integrantes de la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA).

La razón es simple. Lo que en principio estaba previsto como un debate interno para cerrar la propuesta a presentar a los candidatos, se transformó en un "pedido de previsibilidad y acuerdos políticos" que tranquilice a los mercados.

"Mucha preocupación por la realidad", ésta parece ser la frase que resume el sentir del sector industrial tras el resultado electoral del domingo y la repercusión que tuvo en el mercado cambiario. Los empresarios verían con buenos ojos que sea la política misma la que se encargue de aquietar las aguas, esperando incluso, si fuera necesario, un diálogo directo entre los principales candidatos.

Sin llegar a ese punto, un documento difundido por la UIA tras la reunión aboga porque el proceso electoral "se lleve adelante en un marco de previsibilidad y certidumbre". Y además señala que "es una oportunidad para la búsqueda de consensos y acuerdos que delineen políticas de crecimiento sostenido y desarrollo inclusivo para todos los argentinos".

"Hay dudas y preocupación por la coyuntura", señaló un miembro clave de la mesa chica de la entidad. Sin dudas, es un momento particularmente complejo, en parte también porque como recordó otro empresario presente en la reunión "las cadenas de valor de todo el sector industrial están con mucho miedo porque los precios relativos están distorsionados".

Con esta devaluación y el nivel de las tasas de interés "muchas empresas se van a caer", dramatizó un empresario pyme y pidió medidas puntuales para atender la crisis. Caída de la actividad, embargos de empresas en problemas y desarmar "la bomba de las Leliqs" también estuvieron sobre la mesa de la entidad fabril.

En ese contexto, la UIA intenta poner una mirada de mediano y largo plazo, y para ello ya tiene prácticamente consensuado un documento, que lleva por título Un Plan Productivo Industrial. El trabajo se presentará públicamente el 2 de septiembre en el marco del Día de la Industria y la idea es discutirlo luego con los principales candidatos para la elección de octubre.

Dólar e inflación

"Hoy no hay precios en la economía y esta devaluación significa también más inflación y mayor caída de la actividad", señaló un importante dirigente de la UIA en diálogo con El Cronista. Es una lectura basada en datos de la realidad, en momentos en que la disparada del dólar en estas 48 horas desde que se conoció el resultado electoral virtualmente paralizó a la economía.

Para el empresario ésta no es una devaluación derivada de una situación de atraso cambiario como en otras ocasiones del pasado en el país. "No vemos a la devaluación como un problema de la economía, el problema es de la política", indicó la fuente y aclaró que "no sabemos tampoco cómo ayudarlos".

En ese sentido, Miguel Acevedo, titular de la UIA señaló que "el país tiene que buscar y alcanzar consensos coyunturales y estructurales que nos lleven hacia un camino de crecimiento sostenido y desarrollo inclusivo".

Tags relacionados

Más de Economía y Política