Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La UCR le planteará a Macri nacionalizar Cambiemos y evitar las internas

El Presidente invitó a cenar a Olivos a los principales dirigentes radicales, socios del frente gobernante. Quieren que la marca esté en los 24 distritos, incluyendo la Ciudad

El radical Ernesto Sanz se volverá a verse con el presidente Macri

El radical Ernesto Sanz se volverá a verse con el presidente Macri

Llevar Cambiemos a todos los rincones del país. Evitar, en lo posible, las internas en las PASO. Lugares en las listas. Y el eterno debate de cuánto abrir la puerta para quienes quieran sumarse al frente electoral oficialista. Estos serán algunos de los puntos que los principales dirigentes de la UCR llevarán a la mesa que compartirán, asado de por medio, esta noche con el presidente Mauricio Macri en la Quinta de Olivos.

Con cierto malestar constante en algunos sectores de base del radicalismo desde diciembre de 2015, que se incrementa o disminuye dependiendo el contexto, por sentirse excluidos de las decisiones de poder, la primera plana del centenario partido será agasajada por el mandatario en una indisimulable cena pre-electoral. A partir de las 19 en la quinta presidencial, la dirigencia radical será recibida primero por los ministros de Finanzas y Hacienda, Luis Caputo y Nicolás Dujovne, tras lo cual todos compartirán una charla y un asado con Macri y sus pares dirigenciales del PRO.

Los invitados radicales serán encabezados por su presidente nacional, José Corral; el ex senador y socio fundador de Cambiemos, Ernesto Sanz, que retomó en el último tiempo su asistencia a las reuniones de la mesa chica gobernante; el gobernador jujeño Gerardo Morales y el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, entre otros. Por el lado del Gobierno, además de Macri, serán comensales el jefe de Gabinete, Marcos Peña, legisladores y otros altos funcionarios de la Casa Rosada.

En la previa, los radicales esquivaron hablar del futuro lugar en las listas de Cambiemos como tema central del mitín, por considerarlo una mezquindad de la vieja política. "Nuestro esfuerzo es gestionar bien y revertir las situaciones difíciles", desestimó Salvador, en FM Cultura, cualquier exigencia de ese tipo al Jefe de Estado. No obstante, temiendo un aluvión de candidaturas del PRO puro o, incluso, de peronistas reconvertidos, no son pocos los radicales temerosos por la próxima lapicera M en las legislativas.

Como todo oficialismo, la UCR también busca evitar las peleas internas en las PASO que puedan dañar a los postulantes para las generales. Es una idea compartida por el ala política de la Casa Rosada. En ese sentido, Corral anticipó ayer que buscarán definir las candidaturas para los comicios de octubre a través de "acuerdos y evitar las primarias" porque, según analizó, "cuando estás en el Gobierno distraen a todos" y los dirigentes tienen que "poner las actividades en trabajar por la gente".

Además, en la misma línea de homogeneización, el jefe radical e intendente de Santa Fe insistió con la necesidad de expandir la marca oficialista a todo el país. "Es conveniente construir Cambiemos en los 24 distritos", resumió. Claro que destacó un caso emblemático: la Ciudad de Buenos Aires, "donde hay situaciones particulares", admitió. La razón: Martín Lousteau que dejaría la embajada en Washington para regresar a competir frente al PRO porteño con ECO, fuerza que integra la UCR local.

Otro debate de cara a los próximos comicios es la incorporación de extra-Cambiemos. "Bienvenidos sean", abrió las puertas Salvador a aquellos que compartan los mismos ideales. No obstante, no todos piensan lo mismo en la UCR.