Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Rosada convocó a opositores para sumar apoyo a la suba de gas

La Vicepresidenta, Aranguren y Frigerio buscaron consenso antes de las audiencias. Senadores y diputados pidieron que se tenga en cuenta a las pequeñas empresas

Los senadores de la oposición fueron a la Rosada a escuchar a Michetti, Aranguren, Lopetegui y Frigerio

Los senadores de la oposición fueron a la Rosada a escuchar a Michetti, Aranguren, Lopetegui y Frigerio

El Gobierno convocó a las principales espadas de la oposición y del oficialismo, a quienes en un raid de cuatro reuniones les dejó en claro que las subas residenciales de las tarifas de gas no serán negociables. En cambio, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, dejaron dudas respecto a los aumentos del 500% en comercios y pymes, a tal punto que el senador Federico Pinedo llegó a esbozar que podía haber cambios.

El Gobierno montó estas reuniones para mostrar apoyo político, luego de que la Justicia haya frenado el tarifazo de gas. La Casa Rosada reunió a los principales senadores de la talla de Miguel Pichetto y hasta diputados de izquierda como Néstor Pitrola. En estas citas, el kirchnerismo duro exigió al Gobierno cambios en las subas para las empresas pequeñas y medianas.

Desde las 11:30, con citas en el Ministerio de Hacienda y en la Casa Rosada, el ministro Aranguren repitió en cuatro reuniones que el 60% de los consumidores pagará en promedio $ 260 con las subas estipuladas, tras la presentación en la audiencia pública del 17 de septiembre. En cambio, no fue tan claro respecto a los aumentos para las empresas.

Ya en la primera reunión con legisladores y referentes del oficialismo, Aranguren y Lopetegui recibieron fuego amigo por este tema. En esa reunión, el titular de la UCR, José Corral, junto a sus correligionarios Mario Negri y Ángel Rozas, plantearon al ministro "más gradualismo" en las tarifas para las empresas y pymes, excluidas del freno que puso la Corte Suprema al tarifazo. Como respuesta, el senador Federico Pinedo planteó que "hay una propuesta completamente diferente, sin techos y que incluye a los comercios y a las pymes en el aumento promedio del 200%". Sin embargo, horas más tarde, el senador Pinedo se desdijo.
 

Después, con trato diferencial, la Casa Rosada recibió a los senadores en el Salón Blanco, en un encuentro que organizó la vicepresidenta Gabriela Michetti. Allí Aranguren, Lopetegui y Frigerio departieron con senadores del Frente Progresista, el Movimiento Popular Neuquino y el PJ-FpV, como Miguel Pichetto, Juan Manuel Abal Medina y Omar Perotti.

En el Gobierno apuntaron a la división del peronismo. "Sólo algunos senadores del FpV se mantuvieron en silencio y se los notó en contra del cuadro tarifario", advirtió una fuente de la Casa Rosada. En diálogo con El Cronista, el legislador Pedro Guastavino, aseguró que "no avalamos ningún aumento de tarifas que perjudique a los usuarios y a los comercios", en alusión a la nueva propuesta del Gobierno de un incremento del 203%. En cambio, otros legisladores de esa bancada, mencionaron que les parecía "razonable" el aumento, aunque también dejaron su reclamo: "Esta vez comuniquen mejor".

El ministro Aranguren tuvo que interrumpir la reunión para encabezar la convocatoria con Diputados, en Hacienda. Allí recibió a referentes de la oposición en la Cámara de Diputados, como Oscar Martínez (Movimiento Solidario Popular, aliado al FpV); Néstor Pitrola (Frente de Izquierda y de los Trabajadores); Alicia Ciciliani (Partido Socialista); Liliana Schwindt (Frente Renovador) y Federico Masso (Libres del Sur). Según pudo averiguar El Cronista, en esta reunión hubo más críticas. De hecho, el diputado Martínez sostuvo que con este escenario "vamos a participar de las audiencias, con movilizaciones en todo el país, como en Tierra del Fuego".

Por último, Aranguren recibió a los Defensores del Pueblo de diversas provincias. El representante de la Ciudad, Alejandro Amor, planteó que los cambios propuestos por el Ejecutivo "aplican un criterio de raciona lidad y progresividad" como lo pidió la Corte Suprema.