Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La Rosada acepta la Emergencia Social por tres años y el debate de Ganancias

El Ejecutivo habilitará los temas más conflictivos durante las sesiones extraordinarias. Destinará entre $ 25 y 30.000 millones a organizaciones sociales

Prat-Gay y Frigerio se reunieron con diputados propios y con la oposición

Prat-Gay y Frigerio se reunieron con diputados propios y con la oposición

A último momento, el Gobierno consiguió anoche desactivar la ofensiva opositora que iba a tener lugar hoy en Diputados por la reforma en el Impuesto a las Ganancias y la declaración de la Emergencia Social.

Luego de una tarde con varios llamados y reuniones cruzados, los ministros Rogelio Frigerio y Alfonso Prat-Gay se trasladaron al anochecer al Congreso para terminar de cerrar un acuerdo con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y el resto de los opositores. Como resultado, ambos temas se tratarán en sesiones extraordinarias y el Gobierno se comprometió a incrementar los fondos para trabajadores de la economía popular por tres años.

El entendimiento comenzó a tejerse durante la tarde, con una reunión entre los ministros Carolina Stanley y Jorge Triaca y representantes de las organizaciones sociales; y terminó de cerrarse horas después en el Congreso, entre Prat-Gay, Frigerio, Massa y representantes del oficialismo como Emilio Monzó y Nicolás Massot, y todo el resto de los bloques opositores. Entre ellos, Héctor Recalde (PJ-Frente para la Victoria), Diego Bossio (Bloque Justicialista) y Victoria Donda (Progresistas). Como primera consecuencia del acuerdo, la oposición aceptó desistir del intento que iba a hacer hoy para debatir sus proyectos.

En Emergencia Social, el acuerdo al que se comprometió el Gobierno implica la sanción de un proyecto de ley diferente al que aprobó el Senado, por lo que la iniciativa deberá ser discutida nuevamente en esa Cámara tras pasar por Diputados. El texto acordado no contempla el millón de empleos y el 15% de aumento en las asignaciones que habían aprobado los senadores. A cambio, declara la emergencia por tres años (en vez de uno), incluso 21 días más allá de la finalización del mandato de Mauricio Macri, hasta el 31 de diciembre de 2019.

En ese lapso, el Gobierno deberá destinar $ 25.000 millones a los trabajadores de la economía popular con medidas como un salario anual complementario, la actualización de las compensaciones por programas como Argentina Trabaja, y el aumento en las partidas destinadas a comedores y merenderos. Si al cabo del segundo año no utilizó por completo esas partidas, deberá asignar $ 5000 millones extra.

En el caso de Ganancias, el pacto entre el oficialismo y la oposición fue abrir la discusión en comisiones el martes próximo, con dos posturas enfrentadas: el proyecto del Gobierno versus una iniciativa consensuada entre todo el arco opositor. Y a partir de allí, negociar. Según el cronograma fijado, el jueves habrá dictámenes y el 6 de diciembre se estaría votando el tema en el recinto.

Para el Gobierno, fue un triunfo sobre la hora. "Finalizar el año parlamentario buscando acuerdos es muy importante para nosotros, no podíamos terminar con una sesión escandalosa, que se iba a convertir en un chiquero. Estamos en minoría y siempre hemos buscado dar soluciones de fondo a los problemas de la sociedad", aseguró en ese sentido el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri.