Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La OMC pronosticó un crecimiento del comercio mundial de sólo 2,8%

La OMC pronosticó un crecimiento del comercio mundial de sólo 2,8%

La Organización Mundial del Comercio (OMC) pronosticó ayer que el comercio internacional crecerá "a un ritmo lento" en 2016, de 2,8%, idéntico al registrado en 2015, cuando América del sur registró la peor evolución en términos de importaciones a nivel global.

Esta última situación se debió a la reducción de la demanda en Brasil, "por la profunda recesión que vive ese país", indicaron los analistas de la OMC. La contribución de América central y del sur al crecimiento del volumen de exportaciones fue mínima, mientras que fue negativa en cuanto a importaciones.

Al valorar la situación de Brasil, "uno de los indicadores más claros es la contracción de las importaciones, que han disminuido mucho y esto no es una sorpresa frente a la situación económica", dijo el director general de la OMC, Roberto Azevedo, en una rueda de prensa.
El impacto de lo que ocurre en Brasil sobre el resto de la región es evidente ante el hecho de que este país representa 25% de las importaciones de América latina.

Para 2017, la organización prevé que el comercio mundial aumentará a una tasa de 3,6%, lo que seguirá estando por debajo del promedio de 5% que se registraba desde inicios de los años ‘90.
De acuerdo con la evaluación de la OMC, el PBI del conjunto de las economías desarrolladas presenta una tendencia a la baja, lo contrario a lo que se espera ocurra en las economías en desarrollo, donde se anticipa un "repunte" en este ámbito.

Evaluados por nivel de desarrollo económico, las importaciones de los países desarrollados deberían contenerse en 2016, mientras que la demanda de productos importados en los países en desarrollo, concretamente de Asia, debería progresar.

Los economistas de la OMC admitieron hoy que todas estas previsiones dependen de factores que definirán la salud de la economía mundial en los próximos meses.