U$D

MIÉRCOLES 20/02/2019

La OIT proyecta un crecimiento del desempleo en la Argentina en 2019

Como parte de su informe anual, la organización internacional recomendó que el país impulse beneficios impositivos para que se estimule la registración. También habla de avanzar en un acuerdo sectorial en el sector agrícola para mejorar el acceso a la protección social. 

La OIT proyecta un crecimiento del desempleo en la Argentina en 2019

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) difundió este miércoles su reporte anual "Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo" (que se puede leer completo al final de esta nota), en el que proyecta un aumento del desempleo para la Argentina en 2019, explicada en parte por la recesión que atraviesa la economía.

Según la OIT, la Argentina estará a contramano de la región, porque 2019 será un año recesivo para la economía nacional. La estimación que hace el organismo es que América Latina crecerá a un ritmo del 2% este año (y llegue al 2,6% en 2020), motorizado principalmente por la expansión de Brasil, cuyo PBI repuntará un 2,4%. También proyectan un crecimiento para Colombia, Perú y Chile (entre 3,4% y 4,2% en 2019) y México (de alrededor de 2,5%).

“En contraste, se espera que Argentina, Nicaragua y Venezuela permanezcan en recesión en 2019”, explica el reporte.

Respecto de la situación del empleo, la OIT lo vincula con el nivel de actividad económica. "El ritmo relativamente lento de la reducción del desempleo es dictado por las diferentes perspectivas de los mercados en cada país. Por ejemplo, se proyecta que la tasa de desempleo continúe una tendencia a la baja en Brasil, que alcanzará el 12,2% en 2019, pero se espera que aumente, aunque ligeramente, en Argentina, Chile, Ecuador y Perú", indica el documento.

Además del desempleo, la OIT marca a la informalidad laboral como uno de los problemas de la región. En este sentido, recomienda una serie de medidas para incentivar la registración de los trabajadores. En el caso de la Argentina, menciona que se deberían implementar beneficios impositivos y también recomienda avanzar en acuerdos sectoriales para formalizar el empleo rural y mejorar el acceso a la protección social.

Los últimos datos del Indec, que corresponden al tercer trimestre de 2018, indican que el 9% de la población activa está desempleada y que el 34,3% de los asalariados del país no cuentan con descuento jubilatorio, es decir, no están registrados por sus empleadores. Sin embargo, hay que sumar también a una porción de los trabajadores cuentapropistas (que son el 21,4% del total de la población activa del país) como población con una situación precaria de empleo.

Entre las tendencias globales de empleo, la OIT señala que “persiste una gran brecha entre los géneros en la participación laboral”. “Los alarmantes 27 puntos porcentuales de disparidad registrados en 2018 en la participación laboral debieran impulsar medidas políticas destinadas a mejorar la igualdad de género en los mercados de trabajo del mundo”, alerta el organismo y estima que de las 140 millones de personas que se encuentran en la categoría de “fuerza de trabajo potencial la mayoría son mujeres (11% en ellas vs. 7,1% en ellos).

Otro fenómeno sobre el que alerta el OIT es la precariedad de la vida de los trabajadores a pesar de contar con un empleo. “Estar en el empleo no siempre garantiza condiciones de vida decentes”, indica el reporte. “En 2018, la mayoría de los 3300 millones de personas empleadas en el mundo sufrieron déficits de bienestar material, de seguridad económica y de igualdad de oportunidades, y carecieron de margen suficiente de desarrollo humano”, detalla.

Reporte OIT 2019 by on Scribd

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés