Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Justicia ordenó a YPF revelar el contrato completo con Chevron

Giustiniani, que había demandado a la firma, adelantó que pondrá el escrito a disposición del Congreso. En la petrolera tienen hasta el martes para decidir si apelan

La Justicia ordenó a YPF revelar el contrato completo con Chevron

La Justicia ordenó a YPF que revele el contrato completo que firmó hace casi tres años con la estadounidense Chevron para la explotación conjunta de Loma Campana, un área del megayacimiento neuquino Vaca Muerta. La jueza de la causa, María Cristina Carrión de Lorenzo, resolvió ayer que la petrolera de mayoría estatal debe entregar una copia de todo el documento al Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nº7 que dirige y al diputado socialista Rubén Giustiniani, quien inició una acción judicial a la empresa, exigiendo el conocimiento de las cláusulas del acuerdo basándose en el derecho de acceso a la información y que en noviembre pasado obtuvo un fallo favorable de la Corte Suprema.

La magistrada dio a YPF cinco días para hacer entrega del escrito de unas 5000 páginas. En la empresa que hasta abril conducirá Miguel Galuccio declinaron hacer comentarios. Y es que los abogados están definiendo la estrategia a seguir. YPF aún no recibió la notificación de la decisión judicial (la jueza cuenta con 72 horas para hacerlo) y una vez que la tenga, determinará si apela la resolución. Podría influir en la decisión de la empresa el hecho de que está previsto que el presidente para África y Latinoamérica de Chevron, Ali Moshiri, participe dentro de la comitiva que desembarcará en los próximos días en el país con Barack Obama. Apelar la resolución de Carrión de Lorenzo dilataría la publicación del contrato y evitaría así un mal momento durante la visita de Moshiri.

En diálogo con El Cronista, Giustiniani, quien sí accedió al expediente, comentó que "la resolución de la jueza fue contundente" y adelantó que pondrá el contrato "a disposición del Congreso porque que éste es un fallo de interés público". Junto al senador nacional de Proyecto Sur, Fernando Pino Solanas, y otros legisladores, el diputado por Santa Fe brindó por la tarde una conferencia de prensa en el Congreso en donde aseveró: "estamos hablando de un contrato de 35 años con la cesión de una gran parte de de Vaca Muerta, uno de los tres yacimientos más ricos de petróleo no convencional. Es un arreglo multimillonario firmado por dos sociedades offshore, creadas en la víspera en el paraíso fiscal de Dellawere, mediante un procedimiento ha escapado al control público".

Hasta último momento, YPF intentó defender la confidencialidad de ciertas condiciones que a su entender constituyen "información estratégica" para la compañía. A principios de mes, dentro del plazo establecido por la Corte, entregó al juzgado un duplicado del documento pero con algunas de sus cláusulas tachadas y adjuntando un pedido adicional de conservar la reserva de esos puntos; solicitud que fue rechazada por la demanda. Después consiguió que la Oficina de Anticorrupción (OA) emitiera hace unos días una nota de carácter administrativo en la que respalda su argumento. En YPF entienden que la ley de acceso a la información, en la que se amparó la demanda y que suscribió la Corte, contempla algunas excepciones para cuestiones técnicas, y que incluyen secretos comerciales y financieros. No obstante, información como la ruta del dinero de Chevron (condiciones de desembolso o las cuentas a las que fueron dirigidas los fondos) o como las garantías que le fueron otorgadas al gigante extranjero se prestan a la polémica. Por un lado, la empresa considera que esos datos deben permanecer en secreto porque su publicación podría perjudicar la competitividad de la firma al negociar futuros contratos. En el otro extremo, son varios los legisladores y políticos que reclaman la divulgación porque sospechan de la legalidad con las que se estructuró la operación.