Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Justicia levantó el secreto fiscal sobre Cristina, Máximo y Florencia Kirchner

El listado incluye también a Lázaro Báez, entre otros. Lo decidió el juez Ercolini en la causa Hotesur. La medida, argumentó, es “oportuna, pertinente y útil”. Se lo había pedido el fiscal Pollicita.

La Justicia levantó el secreto fiscal sobre Cristina, Máximo y Florencia Kirchner

El juez federal Julián Ercolini ordenó levantar el secreto fiscal sobre la expresidenta Cristina Kirchner y sobre sus hijos Máximo y Florencia, en el marco de la causa que investiga a la empresa familiar Hotesur.

El requerimiento de datos fue realizado a la AFIP, que en un plazo de cinco días deberá remitir a la fiscalía decenas de reportes  de cuarenta personas físicas y otras tantas sociedades para que los fiscales analicen sus vínculos.

En su resolución de ocho carillas difundida por el juzgado, Ercolini consideró que el levantamiento del secreto pedido por los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques  permitirá “desenmascarar el entramado societario sobre el que se cimienta la maniobra ilícita investigada”.

El levantamiento del secreto fiscal en el período 2008-2015 alcanza, además de las expresidenta y sus hijos, al fallecido presidente Néstor Kirchner, en tanto accionistas o directivos de la empresa familiar de hoteles en la zona próxima al Calafate y el glacial perito Moreno.

Las nóminas de firmas cuyos datos fiscales fueron pedidos para que los representantes de la vindicta pública analicen las relaciones societarias está encabezada por Austral Construcciones, de Lázaro Báez, ya detenido en otra causa por supuesto lavado de dinero.

La sospecha sobre la que se asienta la investigación judicial es que empresarios de obra pública, como Báez, alquilaban habitaciones en los hoteles Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea que nunca se ocuparon como una compensación por los contratos que recibían.

 

Fuente: agencia Télam