Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ordenan suspender la actividad de Barrick en Veladero y la minera contestó

Sucede luego de que el Gobierno denunció a la empresa por el derrame en una mina. Desde la compañía negaron contaminación de flujos de agua.

Ordenan suspender la actividad de Barrick en Veladero y la minera contestó

La justicia de San Juan ordenó hoy la “inmediata suspensión” de la actividad en la mina Veladero hasta que la empresa Barrick cumpla con una serie de condiciones y anunció un allanamiento, mientras el ministerio de Ambiente presentó una denuncia contra la compañía y su titular, Sergio Bergman, dijo que se manejó con “inmunidad e impunidad”. Por su parte, la empresa salió a desmentir contaminación y dijo que ya suspendió sus actividades preventivamente.

El juez Pablo Oritja ordenó la suspensión de la actividad de la empresa en la mina “en atención al hecho ocurrido el día 8 de septiembre de 2016”, sostuvo en su resolución, en alusión al nuevo derrame de agua cianurada registrado en esa oportunidad, y dispuso ‘una serie de obras que eviten nuevos riesgos para la población y el medio ambiente‘

El magistrado pidió, en ese sentido, “una pericia técnica y un informe sobre la actuación en relación al probable desacople del caño que transporta solución sobre el valle de Lixiviación”, entre otras medidas.

“La presente suspensión se dispone hasta que se cumplimenten las obras de mejoras ordenadas por la autoridad de aplicación y todo aquel requisito adicional que este tribunal considere necesario luego de la realización de la inspección ocular a realizarse”, expresó el juez en su resolución.

Asimismo, ordenó “el allanamiento de la mina Veladero para el día lunes 26 de septiembre de 2016”, para realizar una inspección ocular del lugar “donde se produjo el eventual desacople del caño” y “proceder al secuestro del caño corrugado” que “transportaba la solución derramada”.

El ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, por su parte, presentó ante el juzgado Federal N°2 de San Juan una denuncia contra la empresa “en función de incumplimientos e inconsistencias ante el incidente”, expresó en un comunicado.

“La acción judicial incluye el pedido de medidas complementarias de monitoreo y control antes de que se reabra la mina, que actualmente tiene suspendidas las actividades por requerimiento de la provincia”, expresó el texto.

La denuncia se realizó en el marco de la Ley Nº 24.051 de Residuos Peligrosos, “cuya competencia corresponde al ministerio de Ambiente, y no con motivo de la actividad minera, cuyo control es potestad de la provincia de San Juan”, aclaró la cartera a cargo de Bergman.

El ministerio pidió a la justicia que adopte “medidas de prevención, en términos de monitoreo y control, para que no se reactive la actividad productiva hasta que no estén tomados todos los recaudos”.

Bergman, en tanto, dijo en declaraciones a radio Continental que el nuevo derrame se produjo porque la empresa canadiense “se venía manejando con niveles de descontrol, inmunidad e impunidad inaceptables”.

La denuncia, explicó el funcionario, está referida “al protocolo de procedimiento sobre cómo se informó, qué y cuándo algo que, para nosotros, está fuera del procedimiento regular”, y dijo que “por lo tanto, entendemos que hay presunción de un delito en la única competencia que tiene la Nación que es la del manejo de residuos peligrosos”.

Por su parte, desde la empresa minera indicaron que “las actividades industriales en la mina veladero se encuentran preventivamente detenidas desde el miércoles 14 de septiembre hasta adecuar la infraestructura según con las exigencias de las autoridades provinciales”.

En este sentido agregaron que “el incidente se debió al desacople de una tubería que provocó la salida de mineral sólido fuera del valle de lixiviación pero que nunca hubo derrame de solución cianurada ni hubo contacto con cursos de agua ni con canales de desvío”.

Además aclararon que “los estudios efectuados arrojaron resultados negativos de presencia de cianuro. No obstante, continuamos con un programa de monitoreo intensivo en toda la zona”.