Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Corte falló contra los jueces y fijó en 75 años la edad para ‘jubilarlos’

Los magistrados devolvieron al Presidente y el Senado la facultad de definir quiénes pueden traspasar el límite. Servini de Cubría cree que buscan separarla

La Corte falló contra los jueces y fijó en 75 años la edad para ‘jubilarlos’

El fallo de ayer de la Corte Suprema de Justicia será una bisagra para el Poder Judicial. Los magistrados deberán dejar sus cargos al cumplir los 75 años, excepto cuando sean ratificados por el Senado de la Nación con dos tercios de los votos y por un plazo de 5 años. Así el Presidente y el Congreso asumirán la facultad de decidir quién puede seguir y quién no puede traspasar ese límite de edad.

La acordada se firmó justo en un momento en que el Gobierno empuja una depuración del Poder Judicial, desde fiscales, a jueces y a la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó, todos nombres a los que vinculan con el kirchnerismo, por sus actuaciones o por su pertenencia a la agrupación Justicia Legítima.

El fallo, de intenso debate en la Corte y con voto dividido, tiene nombre y apellido según denunció ayer María Romilda Servini de Cubría, quien con sus 79 años cree que buscan separarla.

La polémica por la edad la generó la pelea del gobierno anterior con el ex juez de la Corte Carlos Fayt, ahora ya fallecido. Después se sumó la jueza Elena Highton de Nolasco quien pidió igual beneficio. Fayt resistió los embates del gobierno kirchnerista y preservó su cargo hasta los 97 años para renunciar después de que Cristina Fernández dejó la Presidencia. Highton de Nolasco presentó un amparo, consiguió aval judicial y un guiño del Gobierno que, sin estar de acuerdo, no apeló y dejó el fallo firme, como cosa juzgada que ya no puede modificarse.

Sin embargo ahora la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación validó el límite de 75 años impuesto por la Constitución Nacional para que los magistrados permanezcan en sus cargos y no lo ejerzan más en forma vitalicia.

La Carta Magna, reformada en 1994, fijó la edad límite y estableció que aquellos que superen ese tope deberán pasar por un nuevo acuerdo del Senado. En el caso de Fayt, había asumido como juez del Máximo Tribunal antes del 94. Y en el caso de la única jueza que hoy está en la Corte, aunque asumió en 2004 (cuando se convirtió en la primera mujer del alto Tribunal) se benefició con la amplitud del fallo que respaldó previamente la permanencia de Fayt. De todos modos dicen en el palacio judicial que tampoco la afecta esta nueva decisión, posterior a su planteo y que no votó por estar ausente y aún cuando el 7 de diciembre de este año cumplirá los 75 años.

El fallo de la Corte surge por el caso de un camarista de La Plata y después de que Fayt y la vicepresidenta del máximo tribunal consiguieran aval para seguir.

Con más de cien hojas, el falló sobre el caso del camarista federal platense Leopoldo Schiffrin contra el Poder Ejecutivo fue firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti. Carlos Rosenkrantz en cambio votó en disidencia.

En esta nueva resolución, la Corte discutió la validez de una cláusula de la Constitución Nacional incorporada por la Convención Reformadora de 1994 y decidió revertir su propia jurisprudencia.