Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La Corte Suprema arranca un año que anticipa fallos de alto voltaje político

La Corte Suprema arranca un año que anticipa fallos de alto voltaje político

Por primera vez desde 2014, la Corte Suprema de Justicia comenzará el año con la totalidad de sus miembros. Será a partir de hoy, cuando se celebre el primer acuerdo de 2017 y en el cuarto de piso se reúnan los cinco jueces del máximo tribunal: Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. Atrás quedó un 2016 de renovación de ministros y de fallos trascendentes desde lo político, como por ejemplo, el que frenó los aumentos de las tarifas de gas a usuarios residenciales.

Lo que viene será todo un desafío para una Corte que, más allá de como se expida a través de los diferentes fallos que firme, quizás deba intervenir en casos sensibles para el Gobierno nacional en un año electoral pero también para el propio Poder Judicial. En el horizonte cortesano surgen definiciones posibles sobre la situación de la dirigente social Milagro Sala, presa desde hace más de un año en Jujuy. A fines del año pasado, el máximo tribunal rechazó intervenir en cuatro recursos planteados por la defensa de Sala que, no obstante, insistirán reclamando su excarcelación, advirtiendo que por su condición de legisladora del Parlasur debería gozar de inmunidad de arresto.

Otras aristas que pueden llegar a la órbita de la Corte tienen que ver con los decretos que recientemente publicó el Ejecutivo y que modificaron las leyes de ART y Migraciones. Sobre el primer punto, vía per saltum llegó al máximo tribunal un reclamo del abogado Daniel Igolnicov, en un intento para que se exprese con celeridad sobre el decreto. Los cambios en los controles migratorios, de judicializarse, también pueden llegar a ser definidos por la Corte en caso de no ser resuelto por las instancias judiciales previas.

Un debate que se impone entre los jueces supremos es, nuevamente, el que tiene que ver con la aprobación de la ley, que la Corte ya avaló, que decidió que los jueces designados a partir de este año paguen el impuesto a las Ganancias si cobran más de $ 30.000 por mes. La discusión que puede volver a plantearse es acerca de por qué los jueces actuales siguen exentos.

Además, en la Corte están atentos a las constantes acusaciones que la diputada Elisa Carrió esboza contra Lorenzetti, el presidente del máximo tribunal hasta 2019. En campaña, temen que Carrió profundice sus críticas contra el juez y deteriore su imagen. Otro problema vinculado a la agenda actual es el vinculado a la difusión reciente de escuchas en las que aparece la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuestionado a Oscar Parrilli y otros ex funcionarios nacionales. Cristina incluyó en su denuncia a Lorenzetti por ser el jefe de la Corte, que tiene a su cargo la Dirección de Captación de Comunicaciones, área que se ocupa de las escuchas judiciales.

Por otra parte, de acuerdo a la Constitución, este debería ser el último año de Highton en la Corte, ya que cumple 75 en diciembre y debería dejar su cargo, a menos que el Senado apruebe su continuidad por otros cinco años. La jueza presentó un amparo para seguir y sobre el tema deberá expedirse el presidente Mauricio Macri.